El 65% de los españoles estaría dispuesto a pagar más por una vivienda sostenible, según un estudio de Vía Célere

La sostenibilidad se ha convertido en un aspecto fundamental a la hora de comprar de una vivienda. El 65% de los españoles que estaría dispuesto a pagar más por una vivienda sostenible. Esta es una de las conclusiones del II Observatorio Vía Célere de la vivienda en España. Asimismo, un 41% de los encuestados le da máxima prioridad a la sostenibilidad en el proceso de construcción y edificación de los hogares; frente al 53% que le da algo de importancia, valorándolo positivamente. Solo un 6% no le da ninguna importancia a la sostenibilidad en el proceso de construcción.

Este análisis de la vivienda en España refleja que el número de españoles que considera que es un buen momento para invertir en vivienda ha crecido en 9 puntos con respecto al año pasado; pasando del 43% al 52%. Así, un 61% de los españoles mantiene sus preferencias respecto a lo que buscaban en una vivienda antes de la pandemia.

El precio, tras superar en 11 puntos el dato del año pasado (del 49% al 60%), se coloca como el elemento principal a tener en cuenta antes de adquirir un nuevo hogar. A continuación, se sitúa la ubicación, con un 45%; y la posesión de terraza o jardín, con descenso de 17 puntos con respecto al año pasado, pasando del 56% al 39%. También cae la relevación del tamaño de las habitaciones, del 24% al 20%. Otro factores de importancia para los españoles son la luz natural (36%), el garaje (24%), la eficiencia energética (23%) y las zonas comunes (10%).

En materia de zonas comunes, la piscina se reafirma por segundo año consecutivo como la zona común con más influencia en el proceso de compra de una vivienda nueva, creciendo del 74% al 80%. Por otra parte, el gimnasio se sitúa en la segunda posición, tras obtener un 60% de las respuestas. La sala de estudios o coworking, por su parte, pasa a ser la tercera opción, disminuyendo del 67% al 58% en el último año, debido a la vuelta a las oficinas; seguida por la sala social-gourmet (52%) y la zona de juegos infantil (50%).

Por ubicación y zonas comunes

Tras haber pasado los meses más duros de la pandemia, continúa la predisposición a trasladarse a los barrios periféricos. Sin embargo, durante el último año, se ha producido un auge de la opción de vivir en el centro de las ciudades, debido, probablemente, a la interrupción del teletrabajo y la vuelta a las oficinas.

Según el estudio, los barrios y las zonas más periféricas de las ciudades son la alternativa preferida de los españoles, con un 37% de las respuestas y un aumento de 6 puntos con respecto al año pasado. Al mismo tiempo, se ha producido un aumento del 9% en la preferencia por residir en el centro de las ciudades; pasando del 20% al 29%.

Tras ello, aparece la opción de vivir fuera de la ciudad, en un pueblo o ciudad más pequeña, con un 25% de las respuestas, que ha pasado de ser la que lideraba esta estadística a ser la tercera elección, descendiendo del 34% al 25%. Finalmente, como última preferencia se sitúa la zona metropolitana fuera de la ciudad, con un 9%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.