Revés judicial para las ventas de viviendas a fondos por parte del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) afirma que la venta de 2.935 viviendas públicas de la Comunidad a un fondo oportunista en 2013 quebró “la protección social” y se reafirma en que el ejecutivo regional se saltó las normas y enajenó los pisos de forma irregular.

En este caso revoca una resolución que había dado la razón a la Comunidad de Madrid en primera instancia.

Precedentes

La nueva sentencia viene a conocerse después de que la Justicia haya dado otro tirón de orejas con consecuencias importantes a una operación similar. En este caso, dirigida desde el Ayuntamiento de la capital en las mismas fechas, cuando la entonces alcaldesa Ana Botella vendió 1.860 pisos sociales a Fidere, la filial del fondo Blackstone.

Así, el juzgado de Instrucción número 38 de Madrid ha ordenado que haya una anotación preventiva en los registros de propiedad de todos estos inmuebles, alertando de que se encuentran inmersos en una causa abierta y que su futuro está sujeto “al destino de esta causa penal”.

En la práctica, la medida impide a la entidad vender libremente los pisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.