Uno de cada tres españoles ya ve el alquiler como una opción para toda la vida, según Aedas Homes

Más de un tercio de los españoles ya ve el alquiler de una vivienda como una opción para toda la vida, según ha constatado el Observatorio Aedas Homes Julio 2021, un estudio para cuya elaboración la promotora inmobiliaria ha entrevistado a cerca de 4.000 personas.

El auge del alquiler en el mercado residencial se aprecia, por ejemplo, en que el arrendamiento a largo plazo continúa ganando adeptos. Exactamente, el 34,3% de los entrevistados para el informe ve ya el alquiler como una opción para toda la vida.

Por edades, el 29,1% de los jóvenes comparte esta opinión, un porcentaje que sube al 36,7% entre los 36 y 50 años y que se sitúa en el 34,2% entre las personas de 51 a 65 años.

Esta opinión favorable al alquiler para siempre es mayoritaria (el 51%) incluso entre aquellos que viven solos con hijos y tienen entre 36 y 50 años, según el Observatorio.

Por regiones, los gallegos son los que más contemplan el alquiler como una opción para toda la vida (el 42%), seguidos por los catalanes y baleares (el 40% en ambos casos). Por contra, sólo un 26% de castellanomanchegos piensa que la opción del arrendamiento es para siempre.

“A pesar de la mayor aceptación del alquiler por parte de la sociedad en España, continúa muy arraigada la percepción de que este régimen de acceso a una casa es temporal. Así lo cree el 65,7% de los entrevistados (el 70,9% de los jóvenes), algo que podría tener relación con el hecho de que aquellos que residen en una vivienda en propiedad manifiestan un mayor nivel de felicidad (7,5) que los que comparten casa (7,2) o viven de alquiler (7,1)”, se puede leer en el estudio de esta promotora.

A más edad, menos alquiler

En la actualidad, el 51,5% de los jóvenes que no viven con sus padres residen en una casa alquilada; un porcentaje que baja al 30,8% en las personas de 36 a 50 años; y se reduce al 25,8% en la franja de edad de 51 a 65 años.

“A la vista de los datos, parece claro que el alquiler es un punto de partida para la emancipación. Es decir, es una opción puente de la vivienda paterna a la primera vivienda en propiedad durante un periodo en el que, en muchos casos, se comparte una primera casa con la pareja”, deduce en el Observatorio de Aedas Homes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.