Servihabitat: La rentabilidad bruta media del alquiler en España crece un 1,8% y se sitúa en el 5,7%

Servihabitat Trends, la plataforma de investigación y análisis de mercado impulsada desde Servihabitat, publica la VI edición de su informe “El mercado de alquiler residencial en España”. El estudio, elaborado a partir de fuentes oficiales, datos propios de la cartera de activos de alquiler gestionada por el servicer y de los principales portales inmobiliarios, pone de manifiesto que el mercado de alquiler residencial continúa mostrando una buena salud, aunque las tendencias apuntan a una moderación, principalmente, de los precios. La rentabilidad bruta media del alquiler en España se sitúa en el 5,7%, un 1,8% más que hace un año

En este apartado, la Comunidad de Madrid (5,8%) supera esta media, seguida de Cataluña (5,6%) y la Región de Murcia (5,5%). Por provincias, Valencia (6,1%), Toledo (5,9%), Sevilla (5,8%) y Madrid (5,8%) presentan rentabilidades por encima de la media nacional.

Según datos de Eurostat correspondientes a 2018, el 23,7% de la población española vive en régimen de alquiler, subiendo desde el 22,9% de 2017. España, junto con Suecia y Dinamarca, es el tercer país que más avanza en este ámbito. También aumenta el volumen de casos en régimen de alquiler con renta pagada a precio de mercado, que supone el 65% del total y se acerca a los datos de la UE-27.

El precio medio de las viviendas en alquiler de entre 80 y 90 m2 en España es de 800 euros, un aumento del 12,7% con respecto a los datos de hace un año

El precio medio de las viviendas en alquiler de entre 80 y 90 m2 en España es de 800 euros, lo que supone un aumento del 12,7% con respecto a los datos de hace un año. De este modo, se confirma que el precio del alquiler sigue al alza a nivel nacional, aunque con aumentos más moderados que anteriormente. Así, de media, el precio se encuentra situado en los 9,4€ por m2. La Comunidad de Madrid (1.021€), las Islas Baleares (953€) y el País Vasco (911€) son las comunidades con precios más altos, pese a haberse contraído un 16,3%, un 18,5% y un 5,1% respectivamente.

Los datos del régimen de tenencia por edad muestran que la población con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años se decanta principalmente por el alquiler, pese a que los que residen en alquiler a precio de mercado han descendido desde el 48,9% del total al 45,8%, según datos del INE. Esto se debe a que, por un lado, ha aumentado el porcentaje de alquiler a precio inferior al de mercado y, por otro, el de la propiedad. Además, este ha sido un año favorable para aquellos jóvenes que pretendían optar a la propiedad, tanto por la mejora de las condiciones laborales como por las condiciones financieras favorables.

Se alquilan plurifamiliares y con una media de edad de 33 años

Tal como apunta la Red de agentes colaboradores (APIs) de Servihabitat, la edad media de los demandantes de vivienda en alquiler es de 33,1 años, descendiendo ligeramente desde los 33,8 años de 2018. Así, la franja de edad de los menores de 35 años ha ganado peso, ya que supone el 74,4% del total frente al 69,5% del año pasado.

En cuanto a las características de las viviendas en alquiler, el 28% de las viviendas principales plurifamiliares y el 13,2% de las unifamiliares se encuentran alquiladas, lo que corresponde con 3,5 millones de viviendas y 780.000 respectivamente. Además, pese a que las viviendas de menos de 75 m2u siguen siendo las más abundantes, la superficie útil de las viviendas alquiladas en general ha aumentado, puesto que las de menos de 75 m2u pasan a suponer el 47,8% del total, frente al 48,7% de 2017.

El número de meses que tarda en alquilarse una vivienda en España es de 1,64 meses, es decir, 49 días, reduciéndose desde los 1,77 meses de hace un año. En la Comunidad de Madrid, este tiempo es todavía menor (39 días) y en Andalucía, la Comunidad Valenciana y Cataluña es de 50 días.

La oferta se reduce más de un 15%

La oferta de viviendas en alquiler en 2019 ha descendido un 16,1% con respecto a los datos de hace un año, lo que equivale a más de 87.700 viviendas disponibles. Existen 1,9 viviendas en oferta por cada 1.000 habitantes y 4,7 por cada 1.000 hogares. Esta absorción se debe a que nos encontramos ante un mercado muy ágil que se presenta como una buena oportunidad de inversión gracias a su rentabilidad. Las comunidades que se han visto más afectadas debido a la falta de oferta son Cataluña, la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Aún así, en valores absolutos, Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid son las que disponen de una mayor oferta, aunque las únicas comunidades que aumentan su oferta frente al año pasado son las Islas Canarias (34,6%) y la Rioja (23,3%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.