La Covid-19 provocará una caída del 16% en el precio de la vivienda entre 2020 y 2021

Entre enero de 2020 y diciembre de 2021, el precio de la vivienda caerá un 16%, según el informe que Forcadell y la Universitat de Barcelona han presentado esta mañana. Un  estudio marcado por el impacto de la Covid-19  que pronostica que la bajada de los precios en Madrid y Barcelona será menor a la media nacional (del 12% y 13%, respectivamente) debido principalmente a la existencia de una mayor demanda de inversión. Respecto a las compraventas, el Informe del Mercado Inmobiliario, Actualidad y Perspectivas 2020 señala que en el ejercicio actual, las transacciones bajarán un 27% y en el próximo aumentarán un 15%.

Las ciudades donde más disminuirá el importe de venta tendrán una escasa demanda de inversión y el turismo, el comercio y la hostelería una elevada participación en el PIB municipal. Por el contrario, la bajada será más leve en las urbes preferidas por los inversores y en las que un gran número de sus ciudadanos trabaje en la Administración Pública, la agricultura, ganadería o industria agroalimentaria.

Debido a ello, tendrán una evolución menos desfavorable Huesca, Mérida, Soria o Logroño que Málaga, Palma, Alicante o Santa Cruz de Tenerife. Una coyuntura nada frecuente pues las primeras integran la parte del país conocida como la España vaciada.

El Informe del Mercado Inmobiliario, Actualidad y Perspectivas 2020 de Forcadell y la Universitat de Barcelona calcula que los nuevos alquileres bajarán un 18%

Vivienda de alquiler

Entre enero de 2020 y diciembre de 2021, el precio de los nuevos alquileres, pero no el de las renovaciones, caerá un 18%, según este informe. En Barcelona y Madrid, lo hará por encima de la media nacional. Los dos principales motivos son dos: la conversión de viviendas turísticas y de arrendamiento de temporada en alquiler convencional y la búsqueda de los inquilinos de pisos más baratos debido a la disminución de sus ingresos.

Los distritos con peor comportamiento en las dos grandes capitales serán los del centro de la ciudad y los considerados de alto standing. En la capital catalana los que más bajarán serán Ciutat Vella y l’Eixample y en Madrid; Centro, Chamberi y Salamanca.

El principal motivo será la elevada disminución de ingresos de numerosos pequeños empresarios, profesionales liberales y trabajadores cualificados que residían de alquiler en las anteriores zonas. Una bajada que no tienen visos de revertir en el corto plazo y les obliga a trasladarse a un barrio menos glamuroso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.