La compraventa de vivienda crecerá un 7,7% en 2021, según CaixaBank Research

Aumenta el número de adquisiciones de vivienda, pero sin alcanzar niveles precoronavirus. Según un estudio realizado por CaixaBank Research, la compraventa de casas crecerá un 7,7% en 2021, hasta alcanzar las 450.000 unidades, una cifra que sigue lejos de las 505.000 operaciones realizadas en 2019.

El estudio apunta que la actividad en el mercado de la vivienda se está recuperando “razonablemente bien” de la caída que registró el año pasado, cuando las compraventas cayeron casi un 28% y los visados un 19%. Además, señala que la demanda de inmuebles de obra nueva ha registrado un mayor dinamismo que el mercado de segunda mano, debido a las nuevas preferencias de los compradores hacia espacios de mayor tamaño y con zonas exteriores.

Caixabank prevé que los precios puedan remontar un 1% hasta final de año, con un crecimiento sostenido, pero apunta que la demanda de vivienda seguirá por debajo de su potencial mientras no se consolide la recuperación de la economía y, sobre todo, hasta que no se recupere plenamente la demanda extranjera, algo que no prevé que pase hasta 2023.

Caixabank prevé que los precios puedan remontar un 1% hasta final de año

Con todo, el estudio asegura que el impacto de la crisis de la COVID-19 en el sector ha sido “limitado y muy inferior al esperado” inicialmente. Y sostiene que se debe a una que había una sólida posición de partida de los hogares, ya que no había exceso de oferta y ha habido una “contundente” respuesta de política económica.

En sus conclusiones, el informe apunta que la construcción puede actuar como una palanca de crecimiento económico, gracias a los fondos europeos destinados a la construcción y rehabilitación de vivienda, así como a la regeneración urbana. La pandemia tuvo un fuerte impacto sobre el inicio de nuevos proyectos, reduciendo a mínimos los visados en 2020, por lo que anticipa un número de viviendas terminadas reducido para los próximos dos años. No obstante, para este ejercicio prevé un incremento moderado del 5% en los visados de obra nueva, hasta alcanzar las 90.000 viviendas, que llegarán a las 95.000 en 2022.

Por otro lado, Caixabank cree que las viviendas terminadas podrían rondar las 100.000 unidades en 2021, pero que caerán hasta las 90.000 en 2022. “En ambos casos –explica el estudio–, la producción de vivienda nueva volvería a ser inferior a la creación neta de hogares, algo que ha venido sucediendo desde 2010”.

El alquiler se ha visto “mucho más afectado”

El informe también señala que el precio del alquiler ha descendido de forma más marcada en el conjunto del país y que esta caída ha sido más intensa en los principales ciudades. Un factor que ha incidido en esta bajada producida durante la pandemia es el notable incremento de la oferta de pisos en alquiler por el trasvase de viviendas que se destinaban a alquiler turístico.

Por eso, CaixaBank añade que con la vuelta de estos inmuebles al alquiler turístico se producirá un ligero ajuste al alza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.