Comprar vivienda usada en la ciudad de Málaga es un 9% más barato que antes del estado de alarma

Adquirir una vivienda de segunda mano en la ciudad de Málaga es ahora un 9% más barato que el pasado mes de febrero, justo antes del estado de alarma, según datos del informe ‘Málaga Distrito a Distrito’, elaborado por la consultora Colliers International, que analiza los precios de oferta de las viviendas usadas puestas en venta recientemente.

“La alegría va por barrios y nunca mejor dicho. La segunda mano se muestra en Málaga con un abanico de correcciones, ajustes o bajadas de precios que van desde el -10,8% hasta -2%”. – afirma Íñigo Molina, director de la oficina de Andalucía de Colliers International.

Así, el distrito Bailén-Miraflores es el que ha sufrido la corrección más alta, con -10.8% mientras que el distrito Este se muestra prácticamente sin variación (-2%), un comportamiento seguramente motivado por ser la zona de mayor precio, con menor densidad de viviendas y por tanto menos sensible al ajuste.

Caídas en el distrito Centro

Son especialmente relevantes las caídas en los distritos Centro y Teatinos, ambas en la misma media de la ciudad (-9% y -9,2% respectivamente), pero con motivaciones diferentes. En el distrito centro, la transformación que ha sufrido, con constantes rehabilitaciones de edificios para uso turístico y el interés por parte de inversores, puede haber provocado la necesidad de los menos saneados de poner en venta activos para preservar otros negocios o actividades.

Sin embargo, en Teatinos esta importante rebaja se puede explicar por ser una zona de mayor actividad, donde en los últimos años han llegado tanto compradores de su primera vivienda como inversores privados, que querían tener sus ahorros en inmuebles para obtener un retorno vía alquiler. Ante la incertidumbre actual y con una oferta considerable de viviendas en venta se impone un ajuste más severo.

La creación de un parque de viviendas muy concentrado en determinadas zonas ha dejado otras ubicaciones obsoletas

En opinión de Íñigo Molina, “Quizá sea el momento para Málaga de transformar distritos y cambiar barrios, dotándoles de mejores zonas comunes, parques, carriles bici, rehabilitando edificios viejos y convertirlos en nuevos iconos sostenibles e incluso, por qué no, demoliendo infraviviendas para dotar a esas zonas de servicios necesarios evitando que los barrios se degraden paulatinamente y puedan llegar nuevos residentes de otras zonas.”

Zonas obsoletas

“La transformación de Málaga de los últimos años ha ido acompañada de la creación de un parque de viviendas muy concentrado en determinadas zonas, pero dejando otras obsoletas. Son esas zonas las que más han sufrido la corrección de precios: unas por tener una oferta de calidad, pero con muchas unidades en venta y otros por tener una oferta de muy baja calidad para las actuales demandas de los compradores”, explica Molina. Y aclara, que “por otro lado, al ser un mercado de cientos de propietarios, los ajustes dependen principalmente de las necesidades particulares de cada uno de ellos y la prisa por vender: cuanta más prisa, más ajuste”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.