Cataluña aprobará una ley para intervenir los precios del alquiler de viviendas

Cataluña está a un paso de intervenir el mercado del alquiler. Un total de 60 municipios catalanes con más de 20.000 habitantes, la mayoría de ellos del área metropolitana de Barcelona, tendrán regulados los precios del alquiler desde este verano ya que la Generalitat de Cataluña, en virtud de sus competencias en materia de vivienda, prevé dar luz verde a una proposición de ley elaborada por el Sindicat de Llogaters (sindicato de inquilinos) y el Departament de Justícia que cuenta con el apoyo en el Parlament de la mayoría formada por JxCat, ERC, Comuns y la CUP. Está previsto que se tramite por la vía de urgencia y que entre en el pleno de la semana próxima.

Esta normativa pretende intervenir en el mercado del alquiler y frenar la subida de precios de las rentas en los nuevos contratos firmados en zonas “tensionadas” y rebajando el precio medio de las renovaciones de los contratos ya firmados.

La medida se aplicaría inicialmente en los 60 municipios catalanes con más de 20.000 habitantes donde el mercado del alquiler está “tensionado”

Según el Índice de Precios del Alquiler del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Cataluña es una de las regiones de España con mayor alza de precios entre 2015 y 2018, con una subida media en este periodo de cerca de un 14%. Además, en la Comunidad Autónoma catalana los precios del alquiler suben de forma desigual, según las zonas.

Según ha informado el Sindicat de Llogaters, y a la espera de que los grupos registren la proposición de ley, “todos los nuevos contratos de alquiler” en los 60 municipios de más de 20.000 habitantes “con un mercado de alquiler tensionado”, independientemente de que haya un cambio de arrendatario, se regirán por esta regulación.

“Como norma general, los nuevos contratos para viviendas que ya estaban alquiladas no podrán superar el precio acordado en el contrato anterior”, del mismo modo que “si la vivienda tenía un precio por encima de la media de su zona, el nuevo contrato deberá tener como valor máximo el que establece el índice de precios de la Generalitat”. Al tiempo que se propone un régimen sancionador en caso de que los propietarios de los inmuebles no respeten la normativa.

De esta forma, el sindicato espera “detener la escalada de precios” y conseguir “bajadas moderadas en la mitad de viviendas alquiladas, que actualmente se encuentran por encima del precio medio”.

Excepciones

La propuesta normativa admite algunas excepciones para casos de gran rehabilitación, obras de mejora, relación de parentesco entre propietario e inquilino y otros regímenes de rentas.

Asimismo, la propuesta impulsada por el Sindicat de Llogaters deja exentas de la regulación las viviendas de obra nueva, “que no se verán afectados por la regulación durante los primeros tres años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.