Caixabank prevé que en 2022 se vuelvan a alcanzar las 500.000 compraventas de viviendas de 2021

El informe inmobiliario del servicio de estudios de CaixaBank prevé que 2021 se cierre con unas 545.000 compraventas de vivienda, una cifra no registrada desde 2008, un dinamismo del sector residencial que estima continuará en 2022, ya que para el próximo ejercicio pronostica que las transacciones retornarán a niveles similares a los de antes de la pandemia, en torno a las 500.000 operaciones.

Caixabank Research estima que 2021 cerrará con 540.000 compraventas de vivienda, una cifra no registrada desde 2008

Respecto a los precios, el informe destaca que en el transcurso de 2021 “el desajuste entre una demanda pujante, que se ha reactivado rápidamente, y una oferta más lánguida se ha traducido en un repunte de los precios de la vivienda, especialmente de la obra nueva”. Un repunte de los precios que puede tener cierta continuidad en los próximos trimestres como consecuencia del encarecimiento de los costes de construcción y los problemas de abastecimiento de determinadas materias primas”.

Por ello, Caixabank Research prevé para año 2022 una subida media del precio de la vivienda de alrededor del 4% (valor de tasación). Aunque considera que a medio plazo y “a medida que la nueva oferta se vaya incorporando al mercado y se disipen esas tensiones sobre el abastecimiento de determinadas materias primas, los precios deberían volver a una senda de crecimiento más acorde con la evolución de la renta de las familias”.

Entre las perspectivas favorables para el sector, el informe destaca la fortaleza de los factores que impulsan la demanda y el efecto dinamizador de la llegada de los fondos de reconstrucción europeos, que en el ámbito de la vivienda irán destinados a la rehabilitación. También apunta que las condiciones de financiación favorables seguirán apoyando la inversión inmobiliaria.

Alquiler

El informe también pone el foco en el mercado del alquiler. Recuerda que si bien la tendencia a la moderación del precio del alquiler en España se inició antes de la aparición de la COVID-19, la pandemia no ha hecho más que acelerar dicha tendencia bajista y apunta que en 2021 los descensos fueron especialmente acusados en los alquileres de importe más bajos y en los municipios más turísticos.

El estudio calcula que el precio de la vivienda crecerá un 4% en 2022 por el encarecimiento de los materiales de construcción

Subraya este estudio que la crisis de la COVID-19 ha acentuado y extendido el ajuste de precios en el que ya se encontraba el mercado del alquiler antes de la llegada de la pandemia. E informa que en 2021 el precio del alquiler se ha situado en terreno negativo en gran parte de la geografía española: un 65% de las provincias y un 55% de los municipios analizados registran precios más bajos en 2021 (con datos hasta septiembre) en relación con el promedio de 2020. El último dato disponible, correspondiente a septiembre de 2021 muestra que todavía un 46% de las provincias y un 42% de los municipios analizados registran un precio del alquiler promedio inferior al de diciembre de 2019, antes de la pandemia.

Finalmente, el informe hace referencia al anteproyecto de ley por el derecho a la vivienda presentado por el Gobierno español en octubre de 2021, que introduce un nuevo instrumento regulatorio para que gobiernos autonómicos y ayuntamientos puedan declarar zonas con alquileres tensionados, con el fin de limitar los precios del alquiler en dichas zonas”. Recordando que  “la experiencia internacional resalta la importancia de evaluar cuidadosamente la efectividad y el impacto de este tipo de medidas ya que, en determinados casos, puede llegar a ser contraproducente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.