ASVAL rechaza las moratorias al alquiler y la prohibición de los desahucios y pide un fondo de 700 millones en ayudas a familias vulnerables

Tras la prórroga de las moratorias en alquileres y la prohibición de los desahucios aprobada por el Gobierno, la Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler, ASVAL, ha mostrado su desacuerdo con unas medidas “que no están funcionando” y ha propuesto establecer un sistema de ayudas directas que sirva para ayudar a los inquilinos con menos recursos, que son los más afectados por la crisis del Covid-19.

“La Administración no está tomando las medidas necesarias para desarrollar el alquiler y apoyar a las personas en situación de vulnerabilidad”, afirma Beatriz Toribio, directora general de ASVAL, quien considera que “se necesitan medidas que fomenten el alquiler, no que lo desincentiven, y establecer un sistema de ayudas públicas a los inquilinos con menores recursos, que son quienes más están sufriendo la situación actual”.

ASVAL considera que no están funcionando las moratorias ni los créditos ICO para el pago del alquiler

Para Toribio, “la solución no pasa por prolongar la prohibición de los desahucios, porque genera más inseguridad jurídica y provocará que se contraiga la oferta y la inversión”. En su opinión, estas medidas tienen un efecto perverso. “A la larga, esto dificultará el acceso a la vivienda de los inquilinos con menos recursos, como sucede con la ley catalana de precios, una norma inconstitucional“, apunta Toribio.

El Gobierno tiene que focalizar sus esfuerzos en ayudar a las familias con las rentas más bajas porque son las que realizan un esfuerzo más alto en el pago del alquiler”, propone la directora general de la asociación, que considera, además, que “las moratorias planteadas desde el inicio de la pandemia no han funcionado”.

“Desde ASVAL solicitamos crear un fondo de ayudas directas de más de 700 millones anuales para los inquilinos más vulnerables, porque son ellas las que realizan mayores esfuerzos en el pago de los alquileres: un 20% de las familias vulnerables dedica el 60% de sus ingresos al pago de un alquiler”, propone Beatriz Toribio, que incide en la necesidad de aumentar la dotación de las ayudas públicas directas y se agilice su tramitación “para que de forma urgente se ponga en marcha un sistema que frene la grave situación por la que están atravesando muchas familias”.

Moratorias y créditos ICO

En cuanto a la prolongación de las moratorias, ASVAL recuerda que sus asociados han ofrecido desde el comienzo de la crisis sanitaria, e incluso antes de las medidas puestas en marcha por el Gobierno, opciones y facilidades para que aquellas personas con dificultades económicas puedan afrontar el pago del alquiler, estudiando caso a caso. No obstante, la directora general de ASVAL no ve resultados positivos en las medidas planteadas por el Ejecutivo.

“Los créditos ICO para el pago del alquiler y otras medidas no han funcionado. Según los datos que nos han proporcionado nuestros asociados, apenas el 1,3% de los inquilinos de las viviendas correspondientes a ASVAL se han acogido a estos créditos, lo que demuestra que los usuarios no quieren endeudarse para pagar el alquiler“, apunta Toribio, que destaca también el bajo porcentaje de inquilinos que han solicitado la moratoria durante la crisis del Covid.

Desde ASVAL plantean, además, la necesidad de reforzar la seguridad jurídica e impulsar la colaboración público-privada para desarrollar la oferta de vivienda en alquiler asequible. “En España falta vivienda en alquiler social y asequible. Para desarrollarla es imprescindible la colaboración público-privada y la Administración tiene que liderar esta colaboración”, subraya Beatriz Toribio, quien ve “imprescindible aumentar el Presupuesto en política de vivienda, que en la actualidad es de 679 millones de euros frente a los 1.600 millones de 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.