Ábalos presenta el índice de referencia de precios del alquiler, pero deja la limitación de rentas para más adelante

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, presentó este martes el sistema estatal de índices de referencia de precios de alquiler, con 11,2 millones de datos de arrendamientos de los últimos cuatro años, que se actualizarán anualmente con información de 1,7 millones de inmuebles y
33.662 secciones censales.

Este índice pretende ofrecer información sobre la evolución de las rentas y monitorizar aquellas zonas tensionadas. Sin embargo, el índice no se utilizará, por el momento, para limitar el precio del alquiler; el Ejecutivo analizará primero el impacto de la crisis en los precios del alquiler y después tomará decisiones al respecto, según han señalado fuentes del ministerio.

Para la elaboración del índice de alquiler se han cotejado 11,2 millones de arrendamientos de los últimos cuatro años, con datos de 1,7 millones de inmuebles

Durante la presentación del índice, José Luis Ábalos destacó que la herramienta introducirá “transparencia, rigor y precisión” en el mercado de alquiler de vivienda. Ábalos ha explicado que el lanzamiento del índice estaba previsto para finales de marzo, pero que se ha retrasado por la pandemia del Covid-19, si bien ha resaltado que la herramienta va en la “buena dirección” y cumple el compromiso del Gobierno de controlar los precios del alquiler.

Índice estatal con datos de mercado

Este mecanismo permitirá disponer de un índice de precios de alquiler con datos de mercado por primera vez en España, ha indicado Ábalos, quien ha resaltado que servirá para que las administraciones públicas, los actores del mercado inmobiliario y los ciudadanos puedan conocer en detalle la evolución de los precios del alquiler.

Para su elaboración, se han cotejado 11,2 millones de arrendamientos de los últimos cuatro años, cuenta con datos anuales basados en información de 1,7 millones de inmuebles (1,5 millones de arrendamientos en vivienda colectiva y 0,2 millones de vivienda unifamiliar), y se han agregado datos referidos a rentas mensual del arrendamiento, metros cuadrados, precio mensual del alquiler y superficie en todos los niveles territoriales.

En este sentido, el secretario general de Vivienda, David Lucas, ha detallado que sistema de índices de precios de alquiler desagrega los datos de 33.662 secciones censales, de 9.842 distritos censales, 7.593 municipios, 46 provincias y 15 comunidades autónomas además de Ceuta y Melilla. No obstante, ha apuntado que se está en contacto con el País Vasco y Navarra para intentar cruzar sus datos y tienen “predisposición”, por lo que podrían añadirse pronto sus datos.

En cuanto a las fuentes de información, el nuevo sistema de índices de precios del alquiler se nutre de la Agencia Tributaria, el catastro inmobiliario, el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Registro de la propiedad, el Banco de España y los depósitos de fianza de las CC.AA. y los datos de oferta de los portales inmobiliarios.

El sistema, disponible en la web del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se formula como un mapa de España en el que se puede consultar el precio del alquiler y su evolución por unidades censales, distritos, provincias, municipios y comunidades autónomas.

Evolución

Así, el primer análisis, con datos de 2015 a 2018, refleja un aumento notable el primer año y cierta moderación el resto, siendo algunas de las principales zonas “tensionadas” Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Málaga o las islas (Canarias y Baleares).

“Este índice ha venido sin duda para quedarse”, ha enfatizado Ábalos, quien ha explicado que el nuevo sistema busca proteger un derecho tan “crucial” como el del acceso a la vivienda. A este respecto ha apuntado que el 24% de los hogares en España reside en vivienda de alquiler, de los que un 38% destina más del 40% de los ingresos al pago de esa renta.

Además, el 52% de los jóvenes entre 18 y 29 años son inquilinos y fueron los “grandes paganos” de la anterior crisis debido al modelo especulativo que llevó a la burbuja inmobiliaria, al tiempo que se han detectado subidas de precios en zonas “singularmente tensionadas”, puesto que en 2017 el alza del precio del alquiler fue incluso superior al 18% en los núcleos urbanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.