Swiss Life AM compra a Freo la sede de Criteo en Barcelona por cerca de 50 millones

La gestora Swiss Life Asset Managers, en nombre del fondo de inversión OPCI Swiss Life Dynapierre, ha firmado la compra de la sede de Criteo en Barcelona a la gestora de activos Freo por un importe que fuentes del mercado sitúan cerca de los 50 millones de euros. Se trata de la primera operación de este fondo en el mercado barcelonés.

El inmueble está situado en el número 177-189 de la calle Almogàvers y cuenta con 8.524 metros cuadrados de oficinas en plena milla del nuevo distrito de negocios de la ciudad. En 2018, el edificio fue alquilado en su totalidad mediante un contrato de arrendamiento a largo plazo a la firma francesa de márketing digital Criteo, que ha consolidado a todos sus empleados en el nuevo edificio.

La consultora Cushman & Wakefield ha asesorado a Freo en la operación. Jason Clark, socio de Capital Markets en Cushman & Wakefield en España comenta que “estamos orgullosos de haber estado involucrados en el ciclo inmobiliario completo con Freo, habiendo asesorado en la adquisición, estructurado el prealquiler e intermediado la venta”.

Reforma

El nuevo activo adquirido por el fondo de Swiss Life Asset Managers se ha sometido recientemente a una reforma completa para transformar el espacio en un moderno edificio de oficinas. Tras la remodelación, el inmueble ha obtenido la certificación Leed Platinium de sostenibilidad.

Actualmente dispone de tres pisos y planta baja, una terraza espectacular en la cubierta de 600 metros cuadrados, así como los mejores servicios de valor añadido como plantas de 3.000 metros cuadrados, una cafetería para empleados y zona de vestuarios y duchas entre otras prestaciones.

En este sentido, Daniel Mayans, consejero delegado de Freo en España, ha comentado que “el edificio Almogàvers es un claro ejemplo del gran valor añadido que el equipo de Freo aporta a los activos que adquiere. Compramos el inmueble completamente vacío y con un uso industrial, pero a través de un laborioso proceso urbanístico (entre otros frentes tuvimos que negociar una segregación con otro copropietario) cambiamos su uso a oficinas para luego reformarlo en su totalidad creando un entorno tecnológico y sostenible acorde con los estándares del Distrito 22@. Durante la reforma, lo pre alquilamos a una firma de primera línea que supo poner en valor la nueva posición del activo para luego vendérselo a la aseguradora suiza Swiss Life”, explica el directivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.