Suba oficinas Malaga
Noticias Oficinas

Suba proyecta un complejo de oficinas de 20.000 m2 en Málaga

El nuevo complejo de oficinas en Málaga proyectado por Suba contará con una superficie bruta alquilable (SBA) de más de 20.000 metros cuadrados construidos y más de 43.000 metros cuadrados de zonas abiertas. 

Se trata de una zona de espacios inteligentes y multifuncionales establecidos en los antiguos terrenos que hoy ocupa el Cortijo Jurado, próximo a la Universidad de Málaga, a la zona prevista para la EXPO 2027 y al Málaga Tech Park.  

Tras este novedoso proyecto está Suba, empresa promotora perteneciente a Sinerba Holding. Los responsables de la compañía aseguran que este proyecto es una propuesta revolucionaria que atiende la demanda generada como consecuencia de la evolución que la ciudad de Málaga está experimentando en los últimos años. El proyecto complementa y enriquece la oferta actual de edificios urbanos, cubriendo la demanda creciente en la ciudad por parte de empresas nacionales e internacionales. 

En este sentido, Bartolomé Inglés, director general de Suba, ha destacado: “Desde la compañía estamos muy ilusionados con el desarrollo de este proyecto. Éramos conscientes de la necesidad de adaptar espacios de trabajo a los nuevos hábitos de la vida laboral, y a raíz de la pandemia consolidamos la idea de crear un espacio multifuncional”.

Diseñado por el Estudio de Arquitectura y Urbanismo Ángel Asenjo y Asociados, estudio referente en Málaga, ya ha iniciado los trámites de planeamiento necesarios para ampliar los usos que permite el PGOU. Ángel Asenjo, su responsable, ha detallado: “El proyecto se conceptualiza bajo tres pilares: bienestar, tecnología y sostenibilidad”.

Mientras antes, el 60% de la superficie se destinaba a puestos individuales y el 40% a zonas comunes, ahora es al contrario.

La salud y el bienestar en el centro de la experiencia del empleado

Si antes se priorizaba la eficiencia, hoy se busca optimizar la experiencia del empleado. El proyecto define un concepto de oficinas atractivas a través del diseño, un cuidado interiorismo y una oferta de servicios que pretende convertir el hecho de ir a trabajar en una experiencia completamente distinta. Mientras antes, el 60% de la superficie se destinaba a puestos individuales y el 40% a zonas comunes, ahora es al contrario. “Somos conscientes de las empresas reclaman lugares polivalentes” afirman desde Suba.

Suba oficinas Malaga

La conectividad para que convivan empleados en remoto y de forma presencial; el protagonismo de las zonas colaborativas y sociales, con diferentes tipologías de espacios; la flexibilidad y versatilidad de los espacios y su equipamiento, y la humanización del entorno laboral han sido conceptos sobre los que se ha basado la propuesta. El concepto es que la oficina se utilice para aquellas tareas que demanden contacto personal, como son “el trabajo de equipo, la socialización, el aprendizaje y el desarrollo de la creatividad”. 

“Hemos conceptualizado un proyecto en el que convivirán distintos formatos de espacios de modo que éstos puedan adaptarse al modelo laboral de cada empresa. Nuestra ciudad tiene una gran concentración de empresas tecnológicas, una industria que valora especialmente la flexibilidad de los espacios de trabajo, pero también de empresas que buscan grandes superficies diáfanas que permitan concentrar un gran número de empleados”, comenta Bartolomé Inglés.

La tecnología como mejor aliada de la sostenibilidad

De la misma forma, durante la fase de proyecto se ha contado con la colaboración de firmas especializadas que se encargarán de la optimización del diseño y materiales del edificio para reducir notablemente su consumo energético, además de buscar alternativas ecológicas y económicas a los sistemas constructivos del proyecto. De este modo, la empresa aspira a la obtención de las máximas certificaciones medioambientales, de modo que el complejo no solo minimice el consumo de energía y recursos, sino que también contribuya a mejorar la salud y el bienestar de los usuarios.   

“Aspiramos a convertir el complejo en una isla ecológica de modo que sea autosuficiente, tanto en la generación de energía, como en su consumo y almacenamiento. Sobre el concepto de isla energética, la introducción de espacios verdes y láminas de agua contribuirá a la disminución de las emisiones de dióxido de carbono, permitirá reducir la temperatura ambiental y será un apoyo para la salud y bienestar de los trabajadores” asegura el director de Suba, y añade que “la eficiencia y la optimización de emisiones son básicos en los proyectos del presente responsables con el futuro”.

Entre otras funcionalidades, los edificios que formarán parte del complejo incorporarán fachadas que regulen la entrada de luz natural en función de las necesidades de cada momento, así como luminarias con tecnología LED que regularán automáticamente la luminosidad ambiental óptima. Además, los edificios contarán con un sistema de paneles solares fotovoltaicos destinados a la producción de energía eléctrica e innovadores sistemas de control de temperatura y calidad del aire en las zonas interiores del complejo. 

Suba oficinas Malaga

El espacio como herramienta estratégica para un nuevo modelo de oficina

Con el cambio del modelo presencial y la implantación de nuevos modelos híbridos, las organizaciones se han dado cuenta de que la agrupación de puestos individuales ya no es tan necesaria como los espacios de uso colaborativo, en los que realizar reuniones, innovar, conectar o respirar la cultura corporativa. Esta reflexión impone una nueva forma de proyectar las estancias que podrán modificar su disposición, aislarse acústicamente para permitir reuniones híbridas con personal in situ y a distancia y adaptarse a las nuevas necesidades de los empleados. 

“Nuestro objetivo es crear un centro de negocios en el que los espacios de trabajo sean flexibles y puedan adaptarse a los distintos formatos o modelos laborales que cada empresa tenga implantado. Así dividiremos el espacio permitiendo la coexistencia de distintos formatos (serviced offices, áreas coworking, zonas de pay per use, etc.) en las que el usuario pueda integrarse en una comunidad de perfiles similares o formatos mixtos”, añade el máximo responsable de Suba. 

El compromiso con el bienestar de las personas y la mejora del entorno de trabajo para potenciar la creatividad y el rendimiento son las premisas fundamentales que han regido este proyecto que pronto verá la luz en la ciudad de Málaga, según aseguran sus responsables.