El 62% de las empresas españolas no estaban preparadas para el teletrabajo antes del Covid-19

El 62% de las empresas españolas no estaban preparadas para el teletrabajo antes del Covid-19, según un estudio de Cushman & Wakefield. Del informe -que analiza cómo han reaccionado las compañías ante la pandemia– se desprende que la crisis sanitaria marcará un antes y un después en la forma de trabajar, que no supondrá, sin embargo, el fin de las oficinas físicas. El motivo:  el 99% de los encuestados considera que son imprescindibles

Según el informe de esta consultora inmobiliaria, elaborado a partir de la única encuesta realizada previo y durante a la pandemia en España, el 73% de los encuestados se han sentido igual o más productivos teletrabajando durante el confinamiento que de manera habitual en la oficina

Aún así, se desprende del informe que el 62% de los empleados trabajaba en empresas que no contaban con políticas de teletrabajo antes al Covid-19. Previo a la pandemia el 71% de las compañías que tenían implementadas políticas de teletrabajo eran multinacionales, mientras que el solo el 29% eran nacionales. El sector tecnológico encabeza el ránking con mayor implantación de teletrabajo previo a la pandemia, mientras que la administración pública es el que menos medidas de flexibilidad disponía, con un 83%.

El 99% de los encuestados considera que disponer de una oficina física es primordial

Lo que aporta una oficina física

A pesar de que a experiencia sin precedentes del teletrabajo marcará un antes y un después en las formas de trabajar, pero según se desprende del informe elaborado por la consultora, los empleados están viendo mermada la conexión humana y el vínculo social con la empresa, lo que afecta negativamente a la cultura y el aprendizaje corporativo. El 99% de los participantes considera que disponer de una oficina física es primordial, coincidiendo en que las relaciones humanas, la colaboración, el trabajo en equipo o la cultura de empresa no es sustituible, asegurando que la relación con sus compañeros ha disminuido para el 62%.

Punto de encuentro

Los encuestados aseguran que, para la vuelta a las oficinas, desean un entorno de trabajo que se convierta en un punto de encuentro social.

“Tras la pandemia y el escenario generado, las oficinas no volverán a ser las mismas, se convertirán en un punto de encuentro para fortalecer la cultura corporativa de empresa, que fomente la creatividad y la innovación. Las empresas deben prepararse para estar alineados con lo que los profesionales desean y el nuevo escenario, creando un plan de gestión del cambio que contemple políticas de flexibilidad, digitalización, omnicanalidad y un entorno de trabajo con medidas wellbeing”, asegura Óscar Fernández, director de negocio y desarrollo de Cushman & Wakefield en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.