Sonae Sierra emite bonos vinculados a la sostenibilidad

Sonae Sierra avanza en su estrategia ‘verde’, emitiendo bonos vinculados a la sostenibilidad. La compañía ha refinanciado parte de su deuda corporativa, por un valor de 50 millones de euros, mediante la emisión de bonos vinculados a su desempeño sostenible; concretamente a las emisiones de gases de efecto invernadero y a las tasas de reciclaje de los centros comerciales que gestiona y son de su propiedad.

El objetivo de Sonae Sierra es seguir vinculando su deuda corporativa a criterios de sostenibilidad. La operación ha contado con el asesoramiento de Caixa General de Depósitos y con Caixa- Banco de Investimento como mediador y coordinador global.

Según Luís Mota Duarte, CFO y director ejecutivo de Investment Manager de Sonae Sierra: “Esta operación forma parte de la evolución de la estrategia de sostenibilidad de Sonae Sierra. Asimismo, constituye un logro, resultado del duro trabajo de nuestros equipos. Es una forma de reforzar nuestro compromiso de alcanzar la neutralidad de emisiones en 2040 y de alinearnos con el modelo de economía circular, conforme a las mejores prácticas internacionales”.

Sostenibilidad como estrategia corporativa

Desde hace más de dos décadas, Sonae Sierra ha integrado la sostenibilidad en su estrategia corporativa como eje central de su posicionamiento. Y lo hace de manera transversal, a través de todas sus áreas de negocio; para seguir ofreciendo soluciones que crean valor compartido para la empresa, el medioambiente y la sociedad. Por ello, GRESB Real Estate Assessment ha reconocido durante 13 años consecutivos a la compañía con la distinción Green Star.

Sonae Sierra busca constantemente mejorar sus prácticas en el cuidado del medioambiente. En 2020, la aplicación de medidas sostenibles en la gestión de la energía, el agua y los residuos de todos sus activos logró evitar 15 millones de euros en costes operativos. En comparación con 2002, Sonae Sierra redujo su consumo de electricidad en un 66% y aumentó el porcentaje de reciclaje de residuos en un 223%. Desde 2003, el consumo de agua ha disminuido en un 32%, mientras que desde 2005 sus emisiones de CO2 se han reducido en un 84%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.