Reino Unido Londres
Mercados Noticias

España se coloca en el puesto 18 del ranking de países con más transparencia inmobiliaria que lidera el Reino Unido

España ocupa el número 18 del ranking, en el nivel de “Transparencia”, y es uno de los países incluidos en la lista de aquellos que más han mejorado, es decir, que establecen normas de transparencia con la implantación de nuevas iniciativas de sostenibilidad. JLL publica, en colaboración con LaSalle, la duodécima edición del índice Global Real Estate Transparency. Este análisis se ha convertido en la referencia del sector y en una guía esencial para los inversores y ocupantes corporativos transfronterizos.

El informe destaca las reformas normativas llevadas a cabo en España y la mayor disponibilidad de datos. Además, España está en la quinta posición en cuanto a la adaptación de la tecnología para una mejor obtención de datos que contribuye a una mayor transparencia.

Además, Europa está a la cabeza de la transparencia inmobiliaria, ya que una serie de nuevas leyes sobre sostenibilidad elevan los estándares del sector. El Foro Económico Mundial ha reconocido que el sector inmobiliario es responsable de más del 20% de las emisiones de carbono y otros impactos ambientales del mundo. Sin embargo, Europa está a la vanguardia en cuanto a iniciativas de mejora y de mayor transparencia, gracias al efecto combinado de una mayor regulación, seguimiento de las métricas de sostenibilidad e integración tecnológica.

El índice muestra que seis de los 12 países clasificados como “Muy Transparentes” se encuentran en Europa y que Francia, Países Bajos, Alemania y Bélgica están entre los que más han mejorado, con lo que se unen a Irlanda y Suecia.

El Reino Unido vuelve a encabezar el índice, ya que el conflicto en Ucrania ha reavivado una legislación hasta ahora estancada, que obligará a los propietarios extranjeros de bienes inmuebles a revelar sus beneficiarios reales en un registro de acceso público. Glasgow, Edimburgo, Mánchester y Birmingham se encuentran entre las 20 ciudades más transparentes, mientras que Londres ocupa el primer puesto por delante de Nueva York y París.

A escala mundial, Estados Unidos ocupa el segundo lugar en el índice, mientras que Japón entra por primera vez en la lista de “Muy Transparentes”. Australia, Canadá y Nueva Zelanda completan los 12 primeros puestos. En China continental, Shanghái y Pekín han consolidado sus posiciones en el nivel de “Transparencia” con mejoras en la disponibilidad de datos, la tecnología, la coherencia de la normativa y la gestión de la propiedad. La India es uno de los países que más han mejorado, gracias a la mayor profesionalización del sector, las nuevas normativas y el aumento de los datos de mercado.

“La influencia de los acontecimientos externos, incluidos los conflictos geopolíticos, la volatilidad económica y los efectos persistentes de la Covid-19 que ha impregnado los dos últimos años, ha tenido efectos generalizados en el mercado inmobiliario mundial”, afirmó Richard Bloxam, consejero delegado de la división de mercados de capitales de JLL.

“La transparencia es la base que permite a los ocupantes corporativos, así como a los inversores y financiadores de la mayor clase de activos del mundo, operar y tomar decisiones con confianza. Aunque nos alienta ver un aumento de la transparencia en muchos de los principales mercados del mundo, las limitadas mejoras en muchos otros mercados mundiales han dado lugar a uno de los ritmos de progreso más lentos de la historia del índice y ponen de manifiesto la creciente disparidad de la transparencia en todo el mundo”, añade.

Dubái y Abu Dabi son los dos países que más han mejorado en general. Dubái entra por primera vez en el nivel de “Transparencia”, ya que se beneficia del objetivo del Estado de mejorar la transparencia del mercado, lo que se traduce en una mejor cobertura de los datos, mejora de los servicios digitales, nuevas regulaciones en torno a las prácticas de préstamo del mercado y presentación de informes de sostenibilidad.

Sostenibilidad

Los avances más significativos desde 2020 se han producido en materia de sostenibilidad. Los países y las ciudades continúan con sus compromisos climáticos con el aumento de las normas de rendimiento energético de los edificios y los requisitos de información, al tiempo que se generalizan las certificaciones de edificios verdes y saludables. Francia encabeza la clasificación de sostenibilidad con una nueva normativa que establece límites al carbono incorporado en los edificios y requisitos mínimos para los edificios existentes, así como la creación de bases de datos para el seguimiento del consumo energético de los edificios.

La aplicación de la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios (EPBD) actualizada de la UE y una serie de otras normativas que afectan al entorno inmobiliario, como el Green New Deal y el paquete Fit for 55, aportarán más claridad y alineación a Europa.

El índice muestra una brecha cada vez mayor entre los países líderes de Europa y Estados Unidos y otros países situados en la parte baja de la clasificación mundial, donde el progreso ha sido lento.

Datos y tecnología

Es probable que la ciberseguridad y la protección de datos, así como la demanda de mejores resultados de salud y sociales, sean también consideraciones de transparencia en el futuro. Los avances tecnológicos están generando enormes volúmenes de datos nuevos, sobre todo en lo que respecta a los tipos de propiedad de nicho, a medida que se intensifica el impulso de la diversificación. Sin embargo, el panorama sigue siendo complejo y muy fragmentado, y también aumenta la necesidad de garantizar la protección de la privacidad y la seguridad.

“Tradicionalmente, los datos de mercado fiables sobre los inmuebles alternativos solían ser escasos, o inexistentes, incluso en mercados inmobiliarios que, por lo demás, son muy transparentes”, afirmó Jacques Gordon, responsable de Estrategia Global y Análisis de LaSalle Investment Management. “El tremendo crecimiento de la inversión inmobiliaria alternativa que hemos observado a escala mundial indica que este será un espacio fundamental al que habrá que prestar atención en los próximos años, ya que las tecnologías de datos avanzadas crean un entorno ideal para una mayor transparencia en este espacio”.

En el futuro, JLL predice una mayor armonización y alineación en las iniciativas de sostenibilidad, los entornos normativos, las tecnologías y los marcos de datos en los mercados inmobiliarios. También espera que la mejora de la resistencia al cambio climático sea un factor creciente a medida que las normas se vayan adaptando para hacer frente a los riesgos futuros.

El índice Global Real Estate Transparency (GRETI) de JLL y LaSalle, que se publica cada dos años, es una referencia de la transparencia del mercado para los inversores inmobiliarios, promotores y ocupantes corporativos. Evalúa el entorno legal y regulatorio, los mecanismos de aplicación y la disponibilidad de datos y ofrece una comparación global de las condiciones de funcionamiento en un amplio conjunto de regiones. La 12ª edición de este año incluye 254 indicadores individuales para evaluar la transparencia del mercado en 94 países y territorios y 156 ciudades de todo el mundo.