El build to rent será “clave” para reactivar el sector inmobiliario tras el Covid-19

Los proyectos residenciales pensados y diseñados de origen para el alquiler, el build to rent, van a ser una de las claves que permitirá recuperar la actividad del sector inmobiliario tras el impacto provocado por la crisis sanitaria del coronavirus.

Esta ha sido la conclusión unánime a la que han llegado todos los ponentes del cuatro encuentro del ciclo Simapro Home Edition, organizado por Planner Exhibitions y en el que han participado Esther Escapa, directora de Transacciones y Desarrollos de AXA Investment Managers; Andrés Pan de Soraluce, director general de la División Inmobiliaria de Acciona y Andrés Horcajada, CEO de LOCARE y fundador de Tectum Managers, moderados por Rafael Valderrábano. CEO de Básico Homes.

Los ponentes coinciden en que los cambios sociológicos motivados por la actual crisis sanitaria impulsarán esta fórmula de inversión, que ya estaba despuntando antes de la pandemia debido a una mayor tendencia de los españoles a alquilar. Una situación que se vería reforzada por el posible retraso de muchas familias de la decisión de comprar una vivienda.

“No hay que descartar que muchos activos residenciales concebidos inicialmente para su venta, ahora con la crisis terminen como activos build to rent

“Ya antes de la eclosión de esta crisis, el build to rent había venido para quedarse, ante el previsible agotamiento de las rentabilidades de otras fórmulas de inversión”, ha afirmado Esther Escapa. En su opinión, “no hay que descartar que muchos activos residenciales concebidos inicialmente para su venta, ahora con la crisis terminen como activos build to rent”.

Una valoración similar ha expresado Andrés Horcajada, para quien “las ventas de activos build to sell se van a ralentizar, lo que, lógicamente, para a impulsar el build to rent”. El CEO de Locare ha recordado que la situación actual difiere de manera radical de la de 2008, “por lo que es muy posible que la actividad que mejor resista dentro del inmobiliario sea el build to rent “.

Por su parte, el director general de la División Inmobiliaria de Acciona ha insistido en esta misma línea de argumentación al afirmar que “la crisis va a acentuar una tendencia natural más conservadora, más favorable al alquiler de una vivienda en detrimento de su compra”.

El directivo de Acciona está convencido de que “esta crisis va a propiciar un cambio en los hábitos en favor del alquiler, con lo que reduciremos la brecha con respecto a las ratios de nuestros vecinos europeos”. “Todas las economías de las familias van a tener que replantearse muchas decisiones y acentuarán su predisposición al alquiler”, augura Andrés Pan de Soraluce.

Seguridad jurídica

No obstante su optimismo, los tres ponentes no han querido ocultar los principales obstáculos a los que se enfrenta la eclosión del build to rent, derivados, sobre todo, de un marco regulatorio que adolece de indefinición, lo que propicia la sensación de cierta inseguridad jurídica, “Algunas de las recientes medidas adoptadas por el Gobierno están pecando de falta de realidad, seguramente porque la premura con la que hay que tomar decisiones en esta crisis está lastrando su redacción”, ha puntualizado Andrés Horcajada.

En este sentido, la estabilidad regulatoria es clave, tal y como ha mantenido Andrés Pan de Soraluce. “Si ahora mismo existiera la voluntad por parte de la Administración de favorecer la estabilidad regulatoria, en muy poco tiempo este sector, y no solo el build to rent, volvería a ser un motor de la reactivación de la economía nacional”.

Un juicio que también comparte la directora de Transacciones y Desarrollos de AXA Investment Managers, para quien el factor de incertidumbre que en la actualidad está lastrando el desarrollo de fórmulas de inversión alternativas como el build to rent, “puede llegar a tener un impacto muy importante en la confianza de los inversores, con independencia de cuáles sean los fundamentales del sector”.

En palabras de Andrés Pan de Soraluce, “hay mucha liquidez latente y si nosotros, como país, somos capaces de ofrecer seguridad jurídica, España tiene una oportunidad histórica para atraerla, en especial de inversores institucionales orientados al build to rent”.

Colaboración pública

Para revertir este peligro latente es necesario, en opinión de los tres ponentes, más agilidad administrativa y colaboración pública.Dichos expertos requieren un mayor compromiso por las administraciones competentes, en especial en todo lo referente a la discriminación entre privados y patrimonialistas, la agilización en la tramitación de licencia y la generación de suelo.

“Necesitamos que la Administración ponga suelo en favor de la iniciativa privada con el objetivo de que podamos sacar al mercado viviendas en alquiler a precios accesibles”. Una urgencia cada vez más acuciantes ante la rigidez de los márgenes del promotor. “Me cuesta ver a los promotores reduciendo sus márgenes, que tradicionalmente son muy ajustados. La desproporción en este sector se encuentre en el precio del suelo”, ha asegurado Esther Escapa, que ha insistido en que la prioridad de los operadores especializados en build to rent “es ofrecer a sus futuros inquilinos productos residenciales que sean capaces de pagar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.