Barcelona, primera ciudad europea en contratación de espacios flexibles

Barcelona es la ciudad europea con más contratación de metros cuadrados de espacios flexibles hasta el tercer trimestre de 2021. La capital catalana ha registrado varias operaciones de gran tamaño en este período y ha elevado la contratación por encima de los 30.000 metros cuadrados, según datos del informe ‘Flex 2021’ de la compañía de consultoría y servicios inmobiliarios CBRE.

“La presencia en la ciudad de Tech Barcelona (anteriormente Barcelona Tech City) ha marcado la diferencia y su actividad acapara más de la mitad de la contratación de espacios flexibles del último año en la ciudad”, ha asegurado el director de Agile Practice de CBRE España, Jesse Derkx. La asociación tiene dos centros plenamente operativos dedicados al desarrollo del tejido digital y tecnológico de la ciudad. En el último año, la entidad ha ampliado su cartera y próximamente dará cabida a iniciativas especificas con espacios dedicados a fintech, compañías tecnológicas del ámbito de la salud y empresas centradas en la movilidad urbana.

Otras ciudades europeas

A la capital catalana le sigue París (29.100 metros cuadrados) y Varsovia (20.000 metros cuadrados). Madrid se sitúa en la cuarta posición, con 9.800 metros cuadrados; por delante de Ámsterdam (8.900 metros cuadrados) y Londres (8.300 metros cuadrados).

Madrid, Ámsterdam, Frankfurt y Milán han experimentado crecimientos superiores al 40 % y muy por encima de los mínimos registrados en el segundo y tercer trimestre de 2020. Berlín y Londres, en cambio, han registrado caídas interanuales del 56 % y el 84 %, respectivamente.

En total, Barcelona ha cerrado el tercer trimestre de 2021 con un stock del 2,7 % de espacios flexibles; un crecimiento de cuatro décimas respecto a los últimos tres meses de 2020. Sin embargo, la capital catalana continúa por debajo de ciudades como Ámsterdam y Londres, con un 4,5 % y por encima del 5,5 %, respectivamente.

En términos generales, los operadores pausaron el cierre de nuevos alquileres durante la pandemia para intentar limitar su exposición ante la caída de la demanda. Ahora, los niveles de ocupación se están recuperando, y los operadores vuelven a estudiar oportunidades de crecimiento.

Un sector en auge

El interés por parte de los inquilinos y el gradual aumento en el número de puestos alquilados ha animado a los operadores a mantener sus planes de expansión; incrementando en un 21 % el stock del espacio flexible en España. De hecho, 2021 dejará la apertura de más de veinte centros repartidos en la geografía española y ya hay, por lo menos, catorce aperturas más anunciadas para 2022.

“El flex ha pasado ya a jugar en primera división en el mundo de las oficinas. El interés por parte de muy diferentes tipos de empresas por el coworking o las serviced offices no ha parado de crecer a lo largo del último año. El foco de esa creciente atención no se centra en el café gratuito, la comunidad o los afterworks, sino en la flexibilidad y la eficiencia de la que estas soluciones pueden dotar a la estrategia inmobiliaria”, ha añadido Derkx.

La pandemia ha provocado una evolución de este segmento “a dos velocidades”. Por un lado, las pequeñas y medianas empresas que durante el confinamiento prescindieron de sus oficinas, ahora se encuentran con la necesidad inmediata de espacio y han acelerado la firma de contratos. Por otro lado, hay también demandas grandes de un perfil más corporativo, menos acostumbrado a cambiar de un contrato de arrendamientos a un contrato de servicios, un hecho que dilata mucho los tiempos de firma.

Informe ‘Flex 2021’ de CBRE

Los datos se extraen de la última encuesta realizada a los quince principales operadores de espacios flexibles de España, que recogen la actividad en más de 300.000 metros cuadrados. Las empresas encuestadas suman 18.000 puestos flexibles en los últimos doce meses entre Madrid y Barcelona, por debajo de los 25.000 puestos estimados antes de la pandemia. Sin embargo, los 5.200 puestos transaccionados en el último trimestre prácticamente duplican los 2.700 registrados a finales de 2020. Ambas ciudades se encuentran en período de recuperación y se espera que la ocupación, actualmente en un 70 %, siga aumentando en los próximos meses y se estabilice por encima del 80 % previo a la crisis sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.