El euribor cierra con leve subida un 2019 en el que tocó fondo en su senda negativa

El principal indicador de las hipotecas variables suma ya 47 meses en negativo desde que en febrero de 2016 registró por primera vez una tasa negativa. Durante los 20 años de vida del indicador, este ha sido el año con las tasas más bajas de este índice.

“Hemos vivido un año muy bueno para todos aquellos ciudadanos que están hipotecados, sobre todo para los que firmaron su préstamo desde junio hasta diciembre.  En los cuatro primeros meses del año el euríbor estuvo en negativo pero con datos un poco más elevados a los de 2018 por lo que estos ciudadanos no se pudieron beneficiar de grandes rebajas en sus cuotas. Sin embargo, desde junio hasta diciembre las diferencias con respecto a 2018 han sido mayores lo que ha provocado caídas en las mensualidades de aquellos que firmaron sus préstamos en estos meses”, explica Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.com.

Evolución

El euríbor comenzó el año subiendo levemente; incluso algunos analistas preveían que a finales de año el índice podría acercase a cero. Sin embargo, el ascenso del euríbor apenas duró 2 meses; en marzo caía levemente.

El segundo trimestre del año, el euríbor continuó en la senda negativa y siguió alegrando a los hipotecados con tasas que rebajaban sus préstamos hipotecarios.  A esto se sumó el inicio del tercer trimestre con un índice haciendo historia, por primera vez bajaba del -0,2%, en concreto el dato de julio fue del -0,283%. Cuando se creía que este iba a ser el fondo del euríbor, llegó agosto y el euríbor se marcó un -0,356%. En agosto tocó fondo.

Los últimos cuatro meses del año, el indicador de referencia de las hipotecas variables ha ido subiendo levemente, hasta alcanzar la cifra de -0,263% (a falta de dos días para que concluya el mes de diciembre).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.