El negocio inmologístico mantiene el tono hasta junio en Madrid y Barcelona, a pesar del Covid-19

El estallido de la pandemia del Covid-19 y las excepcionales circunstancias que han marcado buena parte del primer semestre del año no han hecho mella en el inmobiliario logístico de Madrid y Barcelona, que ha mantenido niveles más que razonables de contratación y siguen despertando el interés de la inversión.

Esta es la sensación que transmiten las principales cifras del negocio logístico durante los primeros seis meses del año, que ha recogido Cushman & Wakefield. La consultora revela que el mercado logístico catalán cerro el primer semestre con unos 200.000 metros cuadrados contratados, una superficie que es un 40% inferior a los datos de los seis primeros meses de 2019.

En el mercado logístico catalán se contrataron 200.000 m² entre enero y junio, un 40% menos que en el primer semestre de 2019

Sin embargo, desde Cushman & Wakefield explican que “este descenso se debe en parte a que durante el primer semestre de 2019 se contabilizaron dos grandes operaciones -Decathlon en la ZAL de Barcelona y DSV en Molins de Rei- que sumaron 140.000 metros cuadrados y empujaron de manera excepcional las cifras de absorción anual. Si comparamos ambos periodos descartando estas operaciones las cifras son similares”, concluyen desde la consultora.

Un elemento que ha marcado la evolución de la contratación en el mercado catalán es la falta de producto de calidad disponible en la primera corona, lo que ha provocado un impulso de la contratación en la segunda y tercera corona en el primer semestre del año.

Además, se ha registrado un ascenso en los alquileres temporales de naves para hacer frente a la demanda puntual provocada por la situación excepcional que ha generado la pandemia y el estado de alarma. Desde la consultora destacan el contrato de alquiler de una empresa vinculada al sector textil en Vilarodona con 20.000 metros cuadrados.

La tasa de disponibilidad es del 3% en Barcelona, mientras que el mercado catalán cuenta con un 6% de su stock vacío. Los grupos inversores mantienen su interés por este mercado, en el que cabe destacar operaciones de suelo en zonas como Barberà del Vallès y Lliçà de Vall en este segundo trimestre del año.

En cuanto a la oferta futura, en Cushman & Wakefield esperan que antes del cierre de 2020 se añadan al stock catalán 152.000 metros cuadrados logísticos en total.

Madrid y zona centro

Por su parte, en Madrid se ha producido un repunte de la contratación en este semestre.Con un total de 172.000 metros cuadraso contratados, la demanda hasta junio se ha incrementado un 7% respecto al mismo periodo del año anterior.

La contratación logística aumentó un 7% en Madrid durante el primer semestre, hasta los 172.000 m²

En este sentido, la consultora destaca que Meridia (en la imagen, la nave arrendada) y CBRE Global Investors han protagonizado las operaciones de mayor tamaño del trimestre, ambas ubicadas en Guadalajara con 28.000 y 14.000 metros cuadrados, respectivamente.

“Cabe esperar una demanda cauta para los próximos meses por lo que a contratación de nuevos espacios se refiere”, apuntan desde la consultora, que estima que la tasa de disponibilidad al final del primer trimestre de 2020 era del 8,1% en Madrid.

En este sentido, Cushman & Wakefield destaca que en los últimos dos años ha aumentado la tasa de disponibilidad debido a las nuevas entregas de proyectos. Una tendencia que se mantendrá: Hasta finales de 2021, se espera que se sumen alrededor de 910.000 metros cuadrados de superficie logística.

De esta oferta futura, el 16% de este espacio está pre-alquilado y el resto son proyectos especulativos pendientes de comercialización. “Este volumen de entregas futuras refleja la confianza de los promotores en el sector”, apuntan desde Cushman & Wakefield.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.