La inversión hotelera cae un 60% en 2020 por el Covid, aunque resurgirá en la segunda mitad del año

La inversión hotelera en España despegará en la segunda mitad del año, tras un 2020 en el que se ha registrado una caída del -62% en el volumen invertido en activos hoteleros, según el Informe del Mercado de Inversión Hotelera en España 2020, presentado este jueves por Colliers International.

La pandemia del Covid-19 y el tremendo impacto que ha sufrido el sector turístico por la crisis sanitaria ha provocado que la inversión en hoteles se quedase en 955 millones de euros durante 2020, una cifra que supone un retroceso a niveles de 2013-2014, tras varios años al alza.

inversion en hoteles 2020

El informe que han presentado Miguel Vázquez y Laura Hernando, Hotels Managing Partner y Hotels Managing Director de Colliers International (en la imagen), respectivamente, revela que 859 millones de esta inversión corresponden a transacciones con hoteles ya existentes, mientras que se invirtieron 64 millones en edificios para su reconversión hotelera y apenas 32 millones en operaciones de suelo para promover nuevos hoteles.

Miguel Vázquez: “El pipeline de operaciones en marcha alcanza un volumen de 1.430 millones de euros en activos en venta, el segundo mayor que hemos conocido”

Al analizar las perspectivas de cara a 2021, Miguel Vazquez ha señalado que “la necesidad de vender y el elevado apetito inversor deberían encontrarse en el segundo semestre de 2021“, y esperaba que se alcanzasen “niveles de 2.000 millones de inversión fácilmente”. En este sentido, Vázque apuntó que tras 18 meses en situación de wait & see, los inversores sólo esperan la reactivación de la financiación para volver a mirar al mercado español.

El pipeline de operaciones en marcha actualmente alcanza un volumen de 1.430 millones de euros en activos; es el segundo mayor que hemos conocido en la consultora”, apuntó el responsable de Colliers, quien matizó que existe la probabilidad de que no todas se lleguen a producir.

Eso es lo que ocurrió en 2020, un año en el que la pandemia frenó la inversión en hoteles, dejando aparcadas muchas operaciones Core, como comentaron los directivos de Colliers. En total, el año pasado se vendieron 68 hoteles activos (por 99 un año antes), además de 10 inmuebles para ser reconvertidos y cuatro suelos. Asimismo, el tamaño de los hoteles transaccionados también se ha reducido.

Laura Hernando llamó la atención sobre la escasez de operaciones de carteras y comentó que “la semilla de las grandes operaciones en 2020 estaba plantada antes”, como es el caso de la venta de la cartera de Thomas Cook Hotels, adquirida por LMEY Investment, o la adquisición del porfolio de Elaia Investment, por parte de SwissLife.

En el radar de la inversión internacional

La retirada de los inversores nacionales que habían emergido en 2019 (sobre todo socimis) ha dejado a los internacionales como los principales actores del mercado, acaparando más del 60%.

Además, Laura Hernando señaló que las principales operaciones en 2020 se concentraron en Madrid, Barcelona, Baleares y Canarias, rompiendo la tendencia de años anteriores en las que aparecían más destinos secundarios en el radar de los inversores. El precio medio por habitación cayó a los 118.800 euros, frente a los 129.400 del año anterior, por la falta de “inversiones core“.

Hernando destacó como positivo que la mitad de la inversión de todo el año se concentró en el cuatro trimestre, con 481 millones de euros. En este trimestre se cerraron la mayoría de operaciones maduradas durante 2020 e incluso el año anterior, e incluso algunas que no habían cristalizado por el estado de alarma, aunque desde Colliers lo ven como un síntoma de paulatina reactivación del mercado.

inversores en hoteles en 2020

No obstante, para Miguel Vázquez el principal reto para el sector durante los próximos meses será “sobrevivir” y en el caso de los hoteles el objetivo de este año es la generación de caja después de un 2020 sin ingresos. Este es uno de los factores que contribuirá a la reactivación de la inversión value add, junto con la esperada reapertura de la financiación. “El inversor core tardará más en llegar”, apuntó Vazquez.

El ejecutivo señaló que los inversores que sondean el mercado buscan “activos de buena calidad, con el foco puesto en el segmento vacacional”, ante el riesgo que aún se percibe en el segmento business. En cuanto a las operaciones corporativas, desde Colliers prevén que estas lleguen más adelante, en 2022.

Apostó por la entrada de fondos que buscan operaciones de sale & leaseback y sale & management y, aunque prevé un ajuste de precios “a niveles de 2017”, no prevé grandes descuentos generalizados.

“Habrá hoteles en situación de distress que no se recuperaron de la anterior crisis y cuyos operadores tendrán que vender, operaciones de perfil oportunista, pero que serán limitadas”, comentó Vazquez, quien recordó que el sector entró en esta crisis tras cinco años de bonanza hotelera. “El sector entró en esta situación, con buenos niveles de solvencia, bajo endeudamiento y buen valor de activos”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.