“Eficiencia, cliente como centralidad e inversión en tecnología dominarán este nuevo ciclo”

Entrevista a Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions y SIMA 2019.-

SIMA, el Salón Inmobiliario de Madrid, lleva 21 años mostrando el escaparate residencial de vivienda de obra nueva y de costa del sector. En esta edición de 2019, Eloy Bohúa, el director del Salón y de Planner Exhibitions, la empresa organizadora, repasa las principales novedades del evento, que desde el 29 de mayo hasta el 2 de junio, exhibe el potencial inmobiliario español e internacional en lo que denominan el nuevo ciclo.

Un año más nos encontramos con la mayor muestra del producto residencial español. ¿Cuáles son las cifras del Salón de esta edición, en oferta, stands, empresas participantes, ponentes?
Es una feria ya consolidada, y en un momento de mercado muy estable, con lo que registraremos cifras algo superiores respecto a las del año anterior, como consecuencia de la consolidación del ciclo. SIMA cuenta con 14.500 metros cuadrados de exposición y más de 253 empresas presentes, unos datos similares a los del año pasado.

Lo que sí tenemos en esta edición es una mayor diversidad de tipología de expositores por la creciente especialización de diferentes sectores como empresas de seguros, servicios financieros y consultorías. Y en cuanto a la oferta, hay más de 320 promociones a exhibir que se traducen en una oferta de 35.000 viviendas, bastante por encima de las cifras del año pasado por estas fechas.

“En SIMA 2019 hay más de 320 promociones a exhibir que se traducen en una oferta de 35.000 viviendas, bastante por encima de las cifras del año pasado”

Donde sí estamos viendo una progresión muy positiva respecto a los dos últimos años, es en el interés creciente por los temas profesionales dentro de la feria, y eso se nota por empresas que apuestan por ello, aunque no estén presentes con stand.

SIMAPRO, que se celebra en el Centro de Convenciones Norte de la Feria de Madrid dirigido a los profesionales del 29 al 31 de mayo, es el programa de conferencias que cubre todos los aspectos del mercado. Este año se ha incrementado significativamente el número de sponsors hasta los 92 frente a lo 78 registrados en 2018, tanto profesionales, como institucionales y medios de comunicación, entre los que se encuentra El Inmobiliario mes a mes. Todos colaboran con la feria.

Participarán 150 ponentes y se espera la visita de 1.500 profesionales como mínimo.

En cuanto a las visitas, no nos gusta anticipar datos, pero si en la edición de SIMA Otoño, una feria de menor entidad, asistieron del orden de 15.000 visitantes, la feria de mayo puede duplicar el número de asistentes.

En la parte más ‘académica’ de la feria, ¿qué novedades se va a encontrar el asistente?
Este año incorporamos también novedades en SIMAPRO. A la ya tradicional Conferencia Inmobiliaria, el Foro de inversión o el segundo año de International Second Home Summit, se suman dos iniciativas, una centrada en marketing, denominada ‘Customer Experience’, y otra sobre inversión, denominada ‘Iberian Investment Hotspots’, que se suma al espacio International Market Overview.

La primera iniciativa parte de los resultados de una encuesta que hicimos en Sima Otoño del pasado año, y en la que se hablaba de que el proceso de compra de una vivienda visto por el cliente es complicado, a veces frustrante, siendo uno de las decisiones importantes de la vida. Decidimos que era el momento de programar un evento en el que habláramos del cliente como centro del negocio.

“Con la conferencia Customer Experience se trata de ofrecer la visión inspiradora de otros sectores que ayuden a entender la centralidad del negocio en el cliente, y cómo fidelizarlo”

Y además, pensamos en hacerlo recurriendo también a empresas que no fueran inmobiliarias. Tendremos a portavoces de Porche Ibérica, de agencias personalizadas como Nuba, de empresas de reputación como Ipsos, que explicarán como la reputación ayuda a construir marca y ésta ayuda a vender. En definitiva, se trata de ofrecer la visión inspiradora de otros sectores que ayuden a entender la centralidad del negocio en el cliente, y cómo fidelizarlo.

En cuanto a ‘Iberian Investment Hotspots’, que analizara los atractivos del mercado inversor español, es una manera de estudiar cómo la escasez de oferta de los centros más económicos más importantes, como Madrid o Barcelona, está haciendo que el interés inversor se desplace a otros territorios.

En este sentido, queremos presentar oportunidades de inversión al detalle, tanto en productos como en ciudades como Málaga, las islas, o nodos logísticos como Zaragoza. En definitiva, acercar al visitante otros mercados.

¿Qué rasgos diferencian la feria de este año de los anteriores?
Hay una preocupación cada vez mayor por cuidar al cliente en todas las compañías. Y por el acceso de los más jóvenes a la vivienda, por precio y situación de los salarios de este colectivo.

Y, desde el lado de nuestra empresa detectamos desde algo más de un año el déficit de educación inmobiliaria de los visitantes. ¿Quién no necesita asesoramiento cuando se va a comprar una vivienda? Pero nos llamó la atención que las carencias no se resuelven acudiendo a un profesional, sino a familiares y amigos.

Ello nos llevó a plantear Sima Academy, un proyecto divulgativo que empieza en SIMA, pero que no se quiere quedar sólo en la feria. Vamos a poner sobre la mesa los temas que preocupan al comprador: la seguridad en el proceso de compraventa, las dudas generadas con los cambios legislativos sobre créditos, el papel de la valoración y la tasación, la calificación energética…

Se retransmitirá por streaming para permitir participar a todo el mundo interesado que no pueda acercarse in situ, y para consultas posteriores. A ello se suma el espacio SIMA te asesora, que ya lleva varias ediciones en marcha con éxito. Queremos que la feria se perciba no sólo como un encuentro comercial, sino de asesoramiento, de cultura inmobiliaria.

Eloy Bohúa, director de SIMA: “Queremos que la feria se perciba no sólo como un encuentro comercial, sino de asesoramiento, de cultura inmobiliaria”Haz click para twittear

Es una feria que se desarrolla en una fase de ciclo económico fuerte aún. ¿Cómo se atisban los nubarrones de enfriamiento?
Si miramos el PIB, efectivamente se está produciendo un enfriamiento, pero mantenemos una tasas de crecimiento del 2%, muy ventajosas si atendemos al entorno europeo. No me parece una catástrofe, siempre que este enfriamiento no sea más pronunciado y afecte al empleo, que es el factor que retrae al comprador.

Es más reseñable el periodo electoral que estamos viviendo; hay que tener en cuenta que es un año influenciado por el calendario electoral, y este sector está muy condicionado por los resultados, lo que siempre introduce elementos de incertidumbre. El promotor está más preocupado en mi opinión, por la dura competencia que se vive en mercados como Madrid.

Siempre se habla desde SIMA del comprador joven, de hecho han llevado a cabo algún estudio, que recoge la difucultad creciente de acceso por precio y crédito de este colectivo.
La situación del comprador joven en el mercado español es complicada, y lo venimos percibiendo en la feria. Se ha detenido la caida, pero el porcentaje de visitante menor de 35 años que visita la feria es inferior, cuando antes lo dominaba. Los jóvenes llegaron a suponer el 60% de los visitantes de la feria en 2006: hoy es un tercio, y me atrevo a decir que se sienten con pocas posibilidades reales de compra.

Al final, la cuestión de la subida de los precios y la dificultad de acceso a un mayor crédito es su hándicap. ¿Desde su perspectiva qué solución hay?
No tengo la fórmula, pero hay una serie de condicionantes estructurales difíciles de cambiar. El primero de ellos, es que la reacción a los cambios de ciclo se nota tarde, la inercia de producción provoca niveles de stock muy complicados para asumir después.

Y por contra, cuando el ciclo se recupera la demanda no se puede satisfacer en el corto plazo y se producen las subidas de precios. Para acortar los procesos y reducir tiempos se están desarrollando proyectos como la industrialización en el proceso de construcción.

El proyecto de ASPRIMA de informatización de licencia y planeamientos con los ayuntamientos es una buena iniciativa en ese sentido, pero una parte del problema está en manos de las administraciones; si hay voluntad política se podrían acortar los plazos.

Y después está el problema fundamental en los precios, que es el coste del suelo, y que condiciona una parte muy importante del precio final. Por no hablar de los impuestos que también repercuten en el precio final.

La presencia internacional siempre ha estado en el ADN de la feria. ¿Este año se incorporan novedades?
Desde siempre nos hemos centrado en América Latina, y como no podía ser menos tenemos presencia de República Dominicana, Argentina, Uruguay y este año también de Panamá. Asiste también como novedad por su gran relevancia, Portugal.

Y hemos hecho un gran esfuerzo por traernos en SIMATECH, la sesión dedicada a la tecnología en SIMAPRO, a ponentes de alto nivel europeos, alemanes, británicos, nórdicos. Una mirada internacional al entorno tecnológico inmobiliario es necesaria, y creemos que, en este sentido, España está bien posicionada. De hecho, en los premios de SIMA se han presentado este año proyectos importantes en este ámbito.

¿Qué le preocupa hoy al profesional en lo que respecta a la tecnología, después de un par de años de sobreexposición de estos temas?
Yo diría que se está dando un salto en lo que se considera hoy innovación. Ya no se está hablando de realidad virtual, aumentada. Estamos hablando de tecnología disruptiva, que cambia totalmente el proceso de producción de un activo inmobiliario o la gestión del mismo. De herramientas que gestionan contratos, fases de diseño, de producción, y que mejoran la eficiencia y el tiempo, y lo multiplican por diez.

Y desde el lado de la gestión, tecnologías que mejoran el servicio al comprador, al inquilino, al usuario, y no solo en viviendas, sino en oficinas, y retail.

Si tuviera que definir el perfil de esta edición, ¿cómo lo haría?
Hemos pasado por unos años en los que en la feria se percibía la reactivación después de la crisis, para constatar después a un periodo de consolidación. Hoy, diría que no solo por el entorno económico, sino por la apertura de nueva legislatura tanto en el plano nacional como autonómico y local, esta edición de 2019 es una feria para un nuevo ciclo.

Nos referimos no al plano económico, sino a un ciclo entendido como propio del sector inmobiliario, en el que se van a acentuar los elementos de búsqueda de la eficiencia, preocupación por el cliente, inversión en tecnología. Van a ser los factores dominantes de este nuevo ciclo del sector.

Más información en la revista inmobiliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.