Urbania finaliza en nueve meses su residencia de estudiantes de Málaga

La obra se ha llevado a cabo en tan corto espacio de tiempo gracias a la implementación de un novedoso sistema constructivo industrializado, que ha supuesto que el 75% del activo se haya construido de forma deslocalizada para su posterior montaje en el terreno, y que permitirá su apertura en septiembre de este año. 

Situado en la céntrica calle Cerrojo de Málaga, el inmueble cuenta con una superficie construida total de 5.785 metros cuadrados, distribuidos en 140 habitaciones individuales, amplios espacios comunes, como salas de estudio, gimnasio y zona de coworking y un sótano con garaje. Y será operado por RESA a partir del próximo curso.

Con la entrega de este activo, Urbania completa el acuerdo alcanzado en noviembre de 2020 con Greystar, AXA y CBRE GI (grupo inversor propietario de RESA) para la venta de cuatro residencias de estudiantes situadas en Madrid, Valencia y Málaga por un total de 145 millones de euros.

Para Jeffrey Sújar, socio gerente de Activos Alternativos en Urbania, “esta residencia supone un hito en el sector, al tratarse del inmueble de esta tipología más industrializado de toda la Península Ibérica. En nuestra apuesta por una construcción más industrializada y sostenible, hemos conseguido establecer un nuevo estándar respecto a la ejecución, calidad, disminución de tiempos, reducción de huella de carbono, recursos y residuos. Nuestra apuesta por esta manera de construir –más responsable, más predecible, más eficiente y de mayor calidad– supone la confirmación de la apuesta estratégica de la compañía, en estos tiempos, en los que la continua bajada en la productividad de la construcción tradicional, unido a la fuerte subida en el coste de los materiales y la mano de obra, generan grandes incertidumbres al promotor”.

Apuesta por la industrialización

A través de su filial especializada en la industrialización de estancias, The Prototipo Company, y junto con la empresa constructora Vialterra, Urbania ha conseguido finalizar este proyecto con el mayor porcentaje de industrialización de su portfolio de inmuebles, ya que un 75% del total de la obra está compuesto por componentes de construcción deslocalizada. Entre ellos, destaca la utilización de elementos industrializados compatibles, como las estructuras mediante sistemas Gauge Steel Frame, así como baños y fachadas industrializadas, construidos offsite

Este sistema ha permitido completar el edificio en tan solo nueve meses, aproximadamente la mitad de tiempo que supondría la construcción de un inmueble similar mediante técnicas de construcción tradicionales. 

De la misma forma, la industrialización de este proyecto aporta una reducción del 40% de la huella de carbono, que supone la edificación de un inmueble de estas características; un ahorro en el consumo de agua del 50% y una reducción de los residuos de construcción en obra de más del 50%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.