Sareb nombrará a Leopoldo Puig nuevo CEO y reducirá los gastos del consejo en un 40%

El consejo de Sareb culmina su reorganización tras la toma de control por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). De esta forma, el Consejo de Administración de Sareb ha propuesto los nombramientos de Carmen Allo como consejera independiente y de Julián Navarro como consejero dominical, en representación del FROB. También se incorporará al Consejo el actual director de Finanzas y Corporativa, Leopoldo Puig, que asumirá próximamente el cargo de consejero delegado de la compañía. Estas incorporaciones deberán ser aprobadas por la Junta General de Accionistas que se celebrará próximamente. Así, el Consejo de Administración de Sareb quedaría compuesto por 9 consejeros, 3 de ellos independientes.

La compañía ha continuado avanzando en la adaptación de su funcionamiento a la nueva composición de su accionariado. FROB ostenta una participación del 50,14%. En ese sentido, la compañía propondrá a la Junta de Accionistas la implantación de un nuevo régimen retributivo del consejo. Será en el marco de lo establecido en el Real Decreto-ley 1/2022 de 18 de enero, que prevé un nuevo régimen para la alta dirección, en línea con las sociedades mercantiles estatales.

Nuevos consejeros

Tras la próxima junta de accionistas, el presidente de Sareb, Javier Torres, propondrá al actual director de Finanzas y Corporativa, Leopoldo Puig, como el futuro consejero delegado de la compañía. Tendrá el mandato de seguir impulsando el negocio de desinversión ordenada de la compañía, de manera compatible con el desarrollo de una actividad social sostenible.

Leopoldo Puig, inspector del Banco de España en excedencia, se incorporó a Sareb en 2020 procedente del FROB. En esta etapa ha tenido responsabilidades sobre las áreas financieras y las relacionadas con personas, procesos y tecnología. Desde su incorporación, Puig ha pilotado la implantación de un nuevo modelo de control de gestión centrado en la eficiencia y en el ahorro de costes. También ha trabajado en la adaptación de la estructura de la compañía a la actual estrategia de negocio. Esta está centrada en la venta minorista de los inmuebles y en la generación de valor en la cartera mediante el desarrollo de actividades como la promoción inmobiliaria. Además, el directivo ha sido partícipe del diseño del nuevo modelo operativo de Sareb.

Para el presidente Javier Torres, “es muy buena noticia que Sareb pueda contar con la experiencia y capacidad de Leopoldo para seguir trabajando en el cumplimiento de su mandato, y que eso permita maximizar la recuperación de las ayudas y también el rendimiento social de su cartera de viviendas”.

Por su parte, la designación de Carmen Allo y Julián Navarro como consejeros permitirá sumar al máximo órgano de decisión de la compañía amplia experiencia y conocimiento técnico del mercado inmobiliario y financiero.

Carmen Allo acumula más de 20 años de experiencia en el sector financiero. Ha asumido diferentes responsabilidades en entidades financieras nacionales e internacionales. Allo ejerce en la actualidad como consejera independiente de Edreams Odigeo y de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF). En ambos casos, además, como presidenta del Comité de Auditoría. En paralelo, es presidenta del Comité de Inversiones de Crisae Private Debt.

Julián Navarro cuenta con 30 años de experiencia en la industria inmobiliaria y financiera. Hasta 2021 fue director de Negocio Global del Grupo doValue y previamente ejerció durante seis años como consejero delegado de Altamira Asset Management. Además, ha sido miembro de la Junta Directiva de Tinsa y ha ocupado puestos de responsabilidad en Citibank España y en Banque PSA Finance.

Reducción del gasto en más de un 40%

Con este nuevo régimen retributivo, la retribución del consejo se reduce en más de un 40% respecto del importe total aprobado en 2021. Este ahorro se deriva tanto de la reducción del número de consejeros, desde los 14 que había en el último ejercicio hasta los 9 que serán los que formen el nuevo Consejo de Administración; como de la implementación del nuevo régimen retributivo.

El nuevo esquema plantea un salario máximo de 189.000 euros de retribución fija para los consejeros ejecutivos. Esto supone una reducción de más del 40% por ciento con respecto al sistema anterior. Además, se establece una remuneración de entre 40.000 y 70.000 para los miembros del Consejo de Administración. Será en función de su pertenencia y responsabilidad en los diferentes comités que apoyan la función del máximo órgano de control y gestión de la compañía.

Asimismo, Sareb ha continuado trabajando para adaptar sus procedimientos de contratación -que ya están guiados por los principios de transparencia, independencia y libre concurrencia- al régimen de contratación que le corresponde de acuerdo con la Ley 9/2017, de Contratos del Sector Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.