Merlin Properties reduce su beneficio neto un 65% hasta septiembre

Merlin Properties ha cerrado los nueve primeros meses de 2020 con una facturación de 385 millones de euros, de los cuales 380,9 millones han sido por rentas, y un beneficio neto de 111,8 millones, lo que representa una caída del 65% en relación mismo periodo del año anterior, lo que la socimi achaca a la venta de activos y a una menor revalorización de su cartera respecto a 2019.

En cuanto al resultado bruto de explotación (Ebitda), fue de 275,7 millones de euros, un 13% por debajo del registrado a septiembre del año 2019, como consecuencia de las ayudas ofrecidas a sus inquilinos por el Covid-19, una política de incentivos que ha tenido un impacto de 39,6 millones, según la compañía liderada por Ismael Clemente.

La socimi registró un impacto de 39,6 millones en sus resultados por los acuerdos con los inquilinos

Sin embargo, Merlin Properties destaca que “pese al repunte de casos y las nuevas restricciones impuestas en muchas comunidades autónomas, municipios o áreas de salud tanto en España como en Portugal” la compañía “está en camino de igualar o superar la indicación de beneficio operativo para 2020 que se dio al mercado al inicio de la pandemia” que era alcanzar la cifra de 250 millones o 53 céntimos por acción.

Ocupación del 93,7%

La empresa informa que la ocupación ha cerrado el tercer trimestre en un 93,7%, manteniendo los niveles pre-Covid. Tras el confinamiento, la afluencia a los centros comerciales y las ventas de los inquilinos han ido creciendo mes a mes hasta que la segunda oleada ha vuelto a afectar negativamente al tráfico y han comenzado a producirse cierres ordenados por autoridades varias. “En términos medios, en los últimos doce meses el tráfico ha caído un 28%, con respecto al período anterior y las ventas un 26%”, aseguran desde la socimi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.