La sede del PP en el centro de Madrid se pone en el mercado

Tras el anuncio del presidente del PP, Pablo Casado, del cambio de sede del partido, el edificio de Génova 13 se ha convertido en un nuevo activo inmobiliario en el mercado, cuya venta o transformación podría ser una solución para financiar la mudanza y sanear las cuentas de la organización.

Cierto es que la salida del inmueble se ha precipitado por los malos resultados electorales en Cataluña, en medio del juicio por el pago en B de la reforma del propio edificio, lo que ha precipitado la decisión. Además, el partido arrastra una deuda de cerca de 13 millones por la compra a Mapfre de este inmueble que costó 37 millones de euros en 2006. Una deuda que se podría cubrir con su venta a los precios actuales.

El edificio de Génova 13 data de 1974, aunque fue reformado en 2013. Consta de nueve plantas sobre rasante, con más de 10.000 metros cuadrados construidos, una superficie de 860 metros cuadrados por planta. En total, ofrece 6.811 metros cuadrados para oficinas, además de 3.432 metros de garaje con 107 plazas de aparcamiento.

Lo mejor del inmueble es su ubicación, en el barrio de Chamberí en pleno centro de Madrid, en la confluencia de las calles Génova con Zurbano, con la que el inmueble hace chaflán, de manera que cuenta con dos fachadas de luz natural.

Usos del inmueble

El destino natural de este inmueble sería para uso corporativo o como edificio de oficinas, aunque dado su emplazamiento, el futuro usuario o propietario del edificio podría transformarlo para darles otros usos.

Dependiendo de ello, varía mucho el precio que tendría en el mercado. Así lo ve Alberto Díaz, Managing Director de Capital Markets de Colliers: “Desde nuestro punto de vista el valor en mercado del inmueble fluctúa dependiendo del uso final del mismo y la inversión necesaria para adecuarlo a éste. Es por ello que nuestras estimaciones en cuanto al valor del mismo en el mercado varían en una horquilla de entre los 55 y los 70 millones de euros”.

Desde Colliers abren el abanico de posibilidades y ponen sobre la mesa las diversas alternativas. “El Partido Popular debería realizar una estrategia rigurosa de workplace para determinar la superficie que mejor se adecue al nuevo uso de los espacios y de esta manera maximizarlos, lo que puede suponer una corrección a la baja con respecto a la actual y por tanto definirse unas necesidades finales de entre 3.000 y 5.000 metros cuadrados”, explica Martín Galbete, Director Nacional de Oficinas de Colliers.

“Al enfocar la búsqueda en edificios corporativos la oferta actual presenta alternativas más en vía de rehabilitaciones en proyecto que en edificios con disponibilidad, y unas rentas que varían dependiendo de la tipología de edificio y localización concreta”, apunta.

Viviendas en Génova 13

Si el inversor opta por un cambio radical de este edificio y transformarlo en viviendas, el negocio también sería interesante. Según las estimaciones de pisos.com, la sede del PP cuenta con una superficie para un eventual futuro uso residencial que sería suficiente para albergar alrededor de 60 viviendas con un tamaño medio de 90 metros cuadrados.

El barrio de Chamberí, donde se ubica Génova 13, alcanzó un precio medio por metro cuadrado de 5.656 euros para la compra de viviendas de segunda mano. Pero el precio de venta de una vivienda nueva sería mucho más elevado “no solo por la tipología, sino por aspectos tales como la exclusividad de la zona y la elevada demanda que va a registrar el activo en los próximos meses”, señalan desde pisos.com, que calculan que el precio por unidad residencial podría rondar los 850.000 euros, lo que daría un valor total al desarrollo de 51 millones de euros.

En cualquier caso, la puesta en el mercado de este inmueble tendrá repercusión en la zona. “Que el edificio de Génova 13 salga al mercado dará lugar a movimientos inmobiliarios estratégicos, a una posible revalorización de la zona y a una de las grandes operaciones del año”, comenta Ferran Font, director de Estudios de pisos.com.

En este sentido, Font califica de “oportunidad para cualquier inversor” el hecho de que un activo tan emblemático esté disponible. “Rara vez se relaciona tanto a una empresa o marca con un bien inmueble. La sede del PP ha sido un símbolo político durante casi cuatro décadas”, añade el experto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.