La construcción retoma hoy la actividad, con excepciones

Dos semanas después de su paralización, las obras de construcción de miles de viviendas podrán reiniciarse, tras finalizar el periodo de “hibernación de la economía” que supuso el cese de toda actividad económica no esencial, con el objetivo de frenar el contagio del coronavirus Covid-19.

Esta medida, contestada desde diversos frentes, llegó a frenar el 89% de las obras en marcha en España y ha supuesto un serio varapalo para las más de 130.000 viviendas de obra nueva que tiene en desarrollo el sector de la promoción inmobiliaria.

Sin embargo, esta vuelta a la actividad no supondrá el retorno al punto en que estábamos el pasado 30 de marzo: no toda la actividad constructora podrá volver a la normalidad. Las medidas de seguridad se han aumentado para evitar el contagio entre los trabajadores y muchas obras de rehabilitación de inmuebles no podrán volver a ponerse en marcha.

Obras que se mantienen en suspenso

Este domingo, el Boletín Oficial del Estado recoge la orden del Ministerio de Sanidad de mantener en suspenso “toda clase de obra que suponga una intervención en edificios existentes”, es decir, donde haya personas no vinculadas a las obras.

El texto concreta que la suspensión afecta a “toda clase de obra que suponga una intervención en edificios existentes, en los supuestos en los que en el inmueble en el que deban ejecutarse se hallen personas no relacionadas con la actividad de ejecución de la obra, y que, debido a su ubicación permanente o temporal, o a necesidades de circulación, y por causa de residencia, trabajo u otras, puedan tener interferencia con la actividad de ejecución de la obra, o con el movimiento de trabajadores o traslado de materiales“.

Esta condición no se aplicará a cualquier rehabilitación de un edificio vacío o aquella que sea considerada de carácter urgente. “Se exceptúan de esta suspensión las obras referidas en el apartado anterior en las que, por circunstancias de sectorización del inmueble, no se produzca interferencia alguna con las personas no relacionadas con la actividad de la obra. Asimismo, quedan también exceptuados los trabajos y obras puntuales que se realicen en los inmuebles con la finalidad de realizar reparaciones urgentes de instalaciones y averías, así como las tareas de vigilancia”, señala el BOE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.