España puede quedarse atrás en la recuperación inmobiliaria tras el Covid-19

Un mercado muy afectado por el Covid-19, en el que será clave la capacidad de adaptación y agilidad para adaptarse a las particularidades impuestas por la pandemia, es el retrato que ofrece la compañía de Property Management MVGM sobre los segmentos de retail, oficinas y logística en España, dentro de su segundo informe sobre el impacto del coronavirus en Europa.

El docimento analiza el impacto y los cambios que sufrirá el sector a causa de la crisis del coronavirus, que azota con fuerza el continente europeo. Para MVGM, España se encuentra entre los mercados más afectados y con más riesgo de sufrir una recuperación tardía de las consecuencias del coronavirus, junto con Italia y Francia.

La recuperación del mercado inmobiliario dependerá de la duración de la crisis sanitaria, así como de la cooperación entre propietarios, inquilinos y usuarios finales, y de los estímulos y ayudas públicas

“La recuperación del mercado inmobiliario estará condicionada no sólo por la duración de esta crisis, sino también por la cooperación de propietarios, inquilinos y usuarios finales, así como por la capacidad de los incentivos económicos que, desde todos los ángulos, pueden recibirse a través de medidas fiscales, laborales y de la reactivación de la actividad en cada uno de los subsectores”, señala Elisa Navarro, directora general de MVGM en España.

Por sectores, el informe constata que hay segmentos más residentes a esta crisis, como el sector industrial, el residencial y las oficinas, mientras que otros sufrirán un ritmo de recuperación más lento, en especial el sector hotelero y el retail. De hecho, para el mercado del retail español, MVGM dibuja un panorama desalentador, en el que los inquilinos anticipan un importante descenso en las ventas tras la reapertura y el sector textil prevé una caída de la facturación del 37% este año, con un exceso de stock en sus almacenes.

Situación a la que habrá que sumar los costes de las medidas extraordinarias de seguridad y limpieza que habrá que adoptar en las tiendas tras el confinamiento. “Cuando parecía que la moda comenzaba a recuperar su dinamismo, llegó la crisis del coronavirus, lo que seguramente volverá a golpear con fuerza un sector que viene de años de disminución de las ventas”, comenta el informe, que recuerda que en febrero, antes del estado de alarma por la pandemia, la moda española había aumentado un 5,9% su valor.

MVGM prevé un reajuste en los modelos de contratos de alquiler. “Habrá que buscar el equilibrio entre las partes para que la relación comercial entre el propietario y el inquilino sea viable”, señala.

“De igual forma que los centros comerciales prepararon y tomaron medidas en un tiempo récord para adaptarse a la situación causada por Covid-19, las compañías con locales en alquiler tienen un nuevo desafío para adoptar medidas urgentes y efectivas para reabrir. Esto sin duda implicará un coste adicional”, apunta el informe.

Por otro lado, la firma holandesa destaca la evolucion del e-commerce durante el confinamiento, con un aumento de las ventas online del 55%. Aunque matiza que este despegue ha sido muy desigual. “Categorías como la moda y el calzado o las mascotas han disminuido, y otros sectores han visto crecer sus ventas exponencialmente como el deporte (+191%), muebles (+135%), jardinería (+130%) y farmacia (+26%).

Gran parte del teletrabajo que estamos viendo durante la pandemia ha llegado para quedarse y tendrá un impacto en el mercado de oficinas, según MVGM

Para las oficinas, el cambio fundamental que puede alterar el mercado es la acelerada adaptación de las empresas al teletrabajo. “Estamos en medio del mayor experimento de home-working de la historia y las empresas están adoptando, refinando y probando políticas, procesos e infraestructuras para que funcione”, afirma el informe.

Para MVGM, gran parte del teletrabajo “ha llegado para quedarse” y tendrá un significativo impacto en los espacios de trabajo. La firma considera que el uso reducido de las oficinas puede llevar a las empresas a tomarlas como espacios de reunión o coordinación de proyectos.

“Esta situación puede suponer la necesidad de menos espacio de trabajo y más áreas saludables de reunión y socialización para el personal”, comenta el informe que pone de relieve que las grandes empresas han comprobado que pueden tener al menos al 30% de sus empreados trabajando desde casa sin problemas.

Estos cambios tendrán reflejo en la contratación de oficinas en nuestro país. MVGM augura un posible descenso en la demanda de espacios, aunque reconoce que “las oficinas son y serán insustituibles como lugar de trabajo”.

No obstante, la actual situación hace prever cierta flexibilidad en los arrendamientos de oficinas. Asimismo, la duración del estado de alarma y la crisis del coronavirus tendrán efectos en la economía global, y provocará que las empresas realicen ajustes en sus estructuras y sus costes inmobiliarios.

Industrial y logística

A diferencia de otros sectores, la crisis del coronavirus ha impulsado la logística y la demanda de arrendamientos temporales se ha incrementado en vista de las necesidades específicas de las empresas en sectores considerados esenciales, señalan desde MVGM.

Este impulso puede mantenerse en el tiempo gracias al empuje del e-commerce, lo que supondrá un aumento de la demanda futura de espacios logísticos. “La planificación y el análisis del comportamiento de la nueva demanda posterior al confinamiento se ha convertido en un desafío para los profesionales de la cadena de suministro, ya que no existen parámetros similares en el pasado para predecir la reacción de la demanda”, señala el informe, que destaca la importancia de la flexibilidad y agilidad de las empresas para adaptarse a este entorno impredecible y cambiante.

En este sentido, de cara al mercado post-covid, MVGM pone el foco en la digitalización y la innovación para “encontrar soluciones que permitan implementar contacto cero en las entregas de productos” y desarrollar nuevos conceptos como la “trazabilidad higiénica”.

“Mientras naveguemos en esta nueva realidad, tendremos que ser flexibles y adaptarnos rápidamente a los cambios y nuevas corrientes del sector. En MVGM compartimos el sufrimiento de los afectados por el Covid-19 en nuestro sector, y al mismo tiempo ofrecemos nuestro conocimiento, experiencia y recomendaciones para ayudar al mercado inmobiliario a superar esta situación en el menor tiempo posible”, concluye Elisa Navarro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.