El Santander lanza su propia plataforma para la gestionar activos inmobiliarios

El Banco Santander quiere operar en el negocio de servicing inmobiliario y ha lanzado una nueva plataforma de gestión de activos dañados que, además de adminsitrar los activos problemáticos de la entidad, prestará servicio a terceros, según adelanta Expansión.

Este movimiento supone un cambio de rumbo en la gestión de inmuebles adjudicados y créditos impagados, que hasta ahora se había externalizado. Un servicio que al Santander le ha llegado a suponer más de 450 millones en comisiones al año, a repartir entre Altamira, Aktua y Aliseda, los tres servicers con los que tiene contrato.

Según explica esta misma fuente, la entidad que preside Ana Botin integrará esta línea de negocio dentro de Deva Capital, que además del servicing inmobiliario también gestiona inversiones en activos dañados. La plataforma se dedicará a la gestión de inversiones en carteras de préstamos morosos y fallidos, inmuebles adjudicados, créditos de empresas en dificultades y participaciones en compañías de gestión inmobiliaria.

Movimientos

Según el diario económico, el Santander ya ha traspasado a Deva Servicer sus participaciones del 15% en Altamira y Aktua por un valor conjunto de 40 millones de euros.

El banco también controla, a través de Quasar, la sociedad conjunta que tiene con Blackstone, el 49% de Aliseda, pero esta participación se mantiene al margen. Santander, con todo, tiene una opción para recomprar el 100% de Aliseda a partir de 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.