El precio de alquiler de una habitación en España es un 28% inferior a la media europea, según Badi

Badi, la app de alquiler de habitaciones a largo plazo, ha presentado la primera radiografía del alquiler de habitaciones en España en 2019, en la que explica que en los últimos diez años la oferta de alquiler tradicional en España ha aumentado cuatro puntos porcentuales y representa en la actualidad un 24% del total de la oferta de vivienda disponible.

Sin embargo, en Europa la oferta de vivienda en alquiler aún mayor y copa un 30% de la oferta total. Los países nórdicos lideran la lista con Suiza, Dinamarca, y Austria que alcanzaron la cifra de 58%, 40% y 45% respectivamente.

El estudio de Badi identifica también un incremento en los últimos cinco años en el precio del alquiler tradicional tanto en la ciudad de Barcelona (37,5%) como en la de Madrid (38,8%)

Estos datos confirman “el gran potencial de crecimiento para la vivienda de alquiler en España, donde la gran mayoría de la demanda (36,72%) se concentra en las ciudades de Madrid y Barcelona”, precisan desde la compañía. El estudio de Badi identifica también un incremento en los últimos cinco años en el precio del alquiler tradicional tanto en la ciudad de Barcelona (37,5%) como en la de Madrid (38,8%).

La tendencia al alza del precio del alquiler responde al desequilibrio que existe hoy en día entre la oferta de vivienda – que es escasa –  y la alta demanda. “Como consecuencia a esta descompensación del mercado de alquiler tradicional, nace el auge del alquiler de las habitaciones, como una solución para desbloquear la oferta actual de vivienda en las grandes ciudades”, precisan.

De hecho, el alquiler de habitaciones ha aumentado desde 2015 en el mercado de Barcelona – uno de los mercados principales de Badi – un 46% y se estima que en los próximos tres años crezca un 32.

Esta es una de las primeras conclusiones de la Radiografía del alquiler de habitaciones en España 2019 elaborada por Badi y que analiza el estado del mercado del alquiler de habitaciones a largo plazo en el último año así como identifica las posibles soluciones en el sector para configurar ciudades más accesibles y acordes con los nuevos modelos de vida.

La diferencia del precio de la oferta y lo que está dispuesta a pagar la demanda en España es de un 7% en el alquiler de habitaciones, frente a un 52,5% en el alquiler tradicional.

El estudio de Badi concluye también que la diferencia entre  la oferta actual y el precio que la demanda está dispuesta a pagar para alquilar una habitación en España es de un 7%, lo que significa que existe un equilibro en el mercado del alquiler de habitaciones. En las ciudades de Barcelona y Madrid la diferencia es de un 12%.

Este equilibrio no se mantiene en el alquiler tradicional, donde la diferencia de precio entre la oferta y la demanda es de un 52,5%. Estas cifras revelan que el alquiler de habitaciones emerge como una solución que se adapta al modelo de vida y a las necesidades de los ciudadanos actuales a la vez que permite desbloquear la oferta existente para satisfacer a una gran demanda en aumento.

Precios

El precio medio del alquiler de una habitación en España es de 396 euros. El precio medio de alquiler de una habitación en España en 2019 fue de 396 euros. Concretamente, un 28% inferior a la media europea que alcanzó los 550 euros en el último año.

A nivel nacional, ciudades como Madrid o Palma se encuentran en la media, mientras que la ciudad de Barcelona se sitúa un 12% por encima del resto de ciudades españolas como resultado de la alta demanda existente. Valencia, Málaga y Sevilla se emplazan un 27% por debajo mientras que Granada y Murcia en un 40%.  La demanda de las principales ciudades españolas proviene de inquilinos de la misma ciudad.

Barcelona es la ciudad donde existe más demanda de alquiler de habitaciones, concentrando un 43,2% del total. Le siguen en el ranking de top ciudades españolas con más demanda, Madrid con un 29,8% y Valencia con un 5%.

Por lo que se refiere al origen de la demanda, proviene principalmente de la misma ciudad. En el caso de la ciudad de Barcelona, el 58% de la demanda es nacional de la cual el 66% vive en Barcelona y el tercio restante procede de los países europeos de Francia, Reino Unido, Italia y Alemania.

En Madrid, más de la mitad de la demanda -concretamente el 77%- vive en España, de la cual el 64% procede de la ciudad de Madrid y un 36% proviene de Reino Unido y Francia y de los países latinoamericanos de México, Colombia y Argentina.

El 90%, particulares

El perfil de usuario que pone una habitación en alquiler son en el 90% de los casos, particulares que viven en el piso. En su gran mayoría son mujeres (57%), trabajadores (70%) y tienen 32 años de media. Su motivo principal para compartir piso es vivir experiencias positivas y significativas al mismo tiempo que les brinda la oportunidad de ahorrar en costes y mantener una vivienda en el centro de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.