CBRE lanza Residential Intelligence, su nuevo servicio de consultoría digital

La consultora CBRE ha lanzado un servicio de consultoría digital con el foco puesto en el mercado residencial, que bajo la marca Residential Intelligence de CBRE pretende sacar el máximo partido de los activos en alquiler. Para ello, analizan el impacto que puede tener la implantación de herramientas y soluciones digitales en el negocio patrimonialista y analizan cómo podrían afectar a los ingresos netos operativos de un inmueble.

En este contexto, la línea de Residential Intelligence de CBRE ha identificado cuatro líneas de acción para optimizar esos ingresos y mejorar la rentabilidad y revalorización del activo: incrementar las rentas, aumentar los niveles de ocupación, reducir los costes operativos y encontrar nuevas líneas de ingresos.

La implantación de herramientas digitales en el negocio patrimonialista puede mejorar la rentabilidad y revalorización de los inmuebles

Para Samuel Población, director nacional de Residencial y Suelo de CBRE España, “la tendencia en el crecimiento de los hogares en régimen de alquiler se verá incrementada por el endurecimiento del acceso a la compra de vivienda. En este sentido, el interés por suelos para futuro build to rent será uno de los más demandados en los próximos años, ahora bien, sin dejar de lado el interés por el tradicional built to sell, pues no olvidemos que las transacciones de obra nueva destinada a la venta siguen representando el 12-14% respecto al total de viviendas vendidas”.

Herramientas para optimizar la rentabilidad de los activos

Desde la consultora están convencidos de que, para los fondos y socimis que operan en el mercado residencial, las herramientas digitales permiten optimizar el rendimiento de los activos.

“Se trata de tecnologías y plataformas dedicadas al análisis de datos para conocer la oferta de alquiler en una zona, el tipo de target que demanda un tipo de activo o incluso sus comunicaciones; la captación a través de herramientas o plataformas que permiten atraer a posibles inquilinos; las aplicaciones de software para una gestión de inmuebles más eficiente; o la digitalización de la vivienda a través de smartproperty (domótica a favor de ahorros en suministros comunes)”, comenta Tomás Sánchez Colomer, responsable de Residential Intelligence de CBRE España.

Como apunta Sánchez Colomer “existen tecnologías que ayudan a incrementar las rentas”. Se trata de aquellas capaces de mejorar la experiencia del inquilino en todos sus aspectos, dotando de valor añadido al inmueble. “Por ejemplo, las soluciones domóticas o de servicios complementarios que contribuyen a la ‘hotelificación’ del edificio residencial, ofreciendo un servicio premium a los inquilinos”, apunta el experto.

Para aumentar los niveles de ocupación de un inmueble se pueden realizar acciones de atracción y de retención de inquilinos. Las primeras están estrechamente relacionadas con el análisis de datos y la captación, mientras que las segundas, ponen el foco en la gestión, el smartproperty y los servicios especiales disponibles en los inmuebles.

En cuanto a los costes operativos de un inmueble, tienen un impacto directo en la rentabilidad del activo. Como apunta Sánchez Colomer, “hay que prestar especial atención a ejecutar acciones que no aumenten el OPEX, sino que lo reduzcan, en la medida de lo posible. Existen soluciones digitales especialmente indicadas para ello y permiten reducir el consumo del edificio u optimizar tareas de mantenimiento y de gestión”.

El sector inmobiliario, y el residencial en concreto, no es ajeno a la revolución tecnológica que están experimentando otros sectores como la banca, la movilidad o la distribución, industrias que están atravesando una transformación en sus modelos de negocio y se están adaptando a las nuevas tendencias sociales, lo que está dando lugar a la aparición de nuevas empresas que dan respuesta a la demanda actual. “El propietario patrimonialista debe saber interpretar cuáles de los nuevos servicios podrían impactar en su modelo de negocio y qué otros podrían utilizarse para diseñar y encontrar nuevas líneas de ingresos” apunta Sánchez Colomer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.