Volver a disfrutar de los centros comerciales

Por Cristina Pérez de Zabalza, head of Retail Leasing en Cushman & Wakefield España.-

El retail está viviendo una situación sin precedentes. El sector ha sufrido y está sufriendo los graves efectos de la pandemia y ha tenido que reinventarse. La crisis que estamos viviendo ha cambiado la manera de trabajar y actuar, tanto de los operadores y trabajadores como de las marcas y usuarios. Si bien es cierto que la pandemia nos ha obligado a reinventarnos, esta transformación ya se viene dando desde hace un tiempo.

Antes del estallido de la crisis sanitaria, la evolución del sector del retail ya era una realidad visible. Desde los últimos años, el retail está viviendo una rápida y significativa revolución que busca nuevas fórmulas innovadoras que le permitan desarrollar formatos atractivos para los consumidores. El objetivo de este cambio disruptivo es que el proceso de compra se convierta en la mejor experiencia, tan cómoda, atractiva y divertida como sea posible.

Ante el deseo generalizado de volver a la tienda física, ahora más que nunca debemos cuidar nuestros centros

Los centros comerciales se están transformando en centros de experiencias. En una época de cambio de los centros comerciales, en la que el auge del comercio electrónico también influye, el reto es seguir ganando visitantes y crear vivencias nuevas. Esta renovación comporta nuevas e innovadoras ofertas de restauración (Food&Beverage), a nuevos conceptos de tiendas más experienciales y en cierto modo digitalizadas, y propuestas de ocio renovadas y adaptadas a las nuevas necesidades de los clientes.

No obstante, no podemos obviar que el Covid-19 obligó a cerrar cientos de centros comerciales de España, por lo que el comercio online se vio incrementado exponencialmente. Según un estudio reciente de Cushman & Wakefield, durante el período de confinamiento un porcentaje muy elevado de clientes optaron por la compra online, en concreto más de un 84%. En este mismo estudio los consumidores expresaban una importante necesidad de acudir al retail físico, principalmente por la experiencia de compra y el consumo en restauración y ocio. Más del 70% de los encuestados deseaba volver de manera inmediata a los locales comerciales una vez hubiese acabado el confinamiento.

Ante este deseo generalizado de volver a la tienda física, ahora más que nunca debemos cuidar nuestros centros. Esto pasa por un esfuerzo colectivo para ayudar a reactivar las compras, el retail y los centros comerciales tal y como los conocemos. Por parte de los operadores con la implementación de las medidas de seguridad, distanciamiento social y señalética marcadas por las autoridades sanitarias y el Gobierno para aclimatar los espacios y, por parte de los usuarios, con el uso responsable de la mascarilla y los geles hidroalcohólicos.

Para conseguir esta fórmula perfecta entre seguridad, comodidad y buen servicio, desde Cushman & Wakefield hemos impulsado el sistema 6 Feet Retail, con el que queremos ayudar a los retailers a recuperar la actividad de manera rápida y segura, así como preservar la seguridad y la salud de los operadores, empleados y visitantes. Queremos que los usuarios puedan acudir a nuestros centros y parques comerciales sin preocuparse por poner en riesgo su seguridad y su salud. Son un lugar seguro donde seguimos recibiendo tanto a los trabajadores como al público con los brazos abiertos y dispuestos a darles las mayores facilidades.

Nos encontramos delante de una realidad retadora, en la que el aumento de las compras online por la situación actual está exigiendo a los retailers mejorar la manera de interactuar con sus clientes. Este escenario digital surgido como reacción a la pandemia debería ser puntual, aunque sin duda hay cambios que se quedarán en nuestras vidas para siempre. Y uno de ellos será la forma en que realicemos nuestras compras.

Es interés de todos volver a disfrutar de los centros comerciales, volver a convertirlos en auténticos centros de ocio para miles de familias y hacer de ellos un lugar donde consumidores y clientes quieren ir. Seguirán siendo nuestro punto de encuentro, y un lugar de ocio para las distintas edades. No debemos renunciar a los centros comerciales, no sólo por la comodidad y la experiencia que nos ofrecen sino por el tejido urbanístico que suponen para las ciudades. Son una forma de crear sociedad y crear ciudad.

 

Más información, en la revista inmobiliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.