Los centros comerciales, punto de referencia del consumidor español

Por Enrique Suárez Tramón, director de Operaciones en España de Sonae Sierra.-

Los centros comerciales en España han evolucionado desde su creación para adaptarse y responder a las nuevas necesidades y expectativas de los consumidores. Los avances tecnológicos y las nuevas formas de consumo han cambiado la manera en la que se relacionan los visitantes en las zonas comerciales. El centro ya no es un mero espacio físico de compra, sino que se ha transformado para convertirse en un generador de experiencias.

Para nosotros, el éxito siempre se basará en la generación y gestión de emociones, que será crucial para la fidelización de los clientes. A pesar del contexto de incertidumbre a nivel global en el que nos encontramos, y en vista de los desafíos que surgen de la actual crisis económica, social y sanitaria, hemos visto cómo los centros comerciales han podido adaptarse a la nueva normalidad y, sin lugar a dudas, seguirán siendo uno de los lugares preferidos por los consumidores españoles, donde no solamente realizar sus compras, sino también disfrutar de su tiempo de ocio.

Lograr sorprender y atraer a los visitantes, brindándoles una experiencia diferente, seguirá siendo el principal objetivo de los nuevos conceptos comerciales

Con todo, debemos tener muy en cuenta que los supuestos en los que se basaba toda la industria de los centros han sufrido cambios de naturaleza cíclica y estructural. En términos cíclicos, existe un consenso de que los centros comerciales y la experiencia que ofrecen al consumidor son bastante diferentes hoy en día de lo que eran hace unos meses. En un tiempo récord, hemos visto una transformación sustancial en las medidas de seguridad e higiene para que los centros pudieran permanecer abiertos en todo momento, incluso durante la fase más crítica y dura de la pandemia, y proporcionar así un entorno de total confianza en materia de seguridad para todos sus clientes.

En términos estructurales, y dada la aceleración de algunas tendencias ya muy evidentes antes de esta epidemia, el centro del futuro profundizará en el binomio comercio físico y digital. Conseguir crear soluciones que simplifiquen la vida al consumidor que quiere comprar por canales online, sin renunciar a las tiendas físicas, será crucial para asegurar el crecimiento en el largo plazo del sector.

Desde la gestión de los centros comerciales ya hacía años que habíamos empezado a dotar a los operadores de las herramientas necesarias para facilitar la gestión de pedidos online que pudieran ser recogidos en tienda, de cara a incrementar el número de visitantes y aumentar de manera indirecta las ventas.

Cabe destacar también que el formato clásico de centro basado en el concepto full price está siendo complementado cada vez más por nuevos activos que combinan este formato con otros como los parques de medianas, outlets, outlets de lujo, pop ups… Lograr sorprender y atraer a los visitantes, brindándoles una experiencia diferente, seguirá siendo el principal objetivo para este tipo de nuevos conceptos comerciales, con nuevos formatos que otorguen la flexibilidad y la diversificación necesaria que demandan cada vez más los visitantes.

La situación comercial de nuestros centros comerciales sigue siendo la misma y continuamos trabajando para ofrecer a nuestros clientes novedades que les permitan seguir disfrutando de una amplia y variada oferta comercial y de ocio.

Optimismo

El Covid-19 ha conllevado un cambio de hábitos, para todos los públicos y sectores, no solo en el comercial. Es todavía muy pronto para poder realizar un análisis completo de cómo evolucionará la situación y cómo definirá los hábitos de consumo a corto y largo plazo, pero los datos de estos primeros meses de la “nueva normalidad” nos permiten ser optimistas, teniendo en cuenta como el comportamiento de nuestros clientes nos ha permitido superar las expectativas.

Los centros comerciales seguirán siendo uno de los lugares preferidos por los consumidores españoles para hacer sus compras y disfrutar su tiempo de ocio

Para una buena evolución positiva del sector, los gestores y propietarios de centros comerciales también tendremos que seguir contando con un equipo de gestión profesional y experimentado, con amplios conocimientos locales y un contacto estrecho y sistemático con los inquilinos.

Paralelamente, la capacidad de interactuar fácilmente con todas las partes interesadas (inversores y otros stakeholders) y de adoptar decisiones rápidas, innovadoras, bien estudiadas y coherentes serán factores muy importantes.

Todos los sectores de la economía están encontrando cambios no solo en la demanda, sino también en la oferta. Los meses de confinamiento nos han obligado a todos a cambiar determinados hábitos para poder adaptarnos a la situación que el estado de alarma había provocado, pero tras la vuelta a la normalidad hemos vuelto a recuperar la gran mayoría de esas costumbres y hábitos.

No obstante, habrá que estar pendiente de los cambios que a largo plazo se puedan producir, como siempre han venido ocurriendo en el sector comercial, y desde Sonae Sierra seguiremos trabajando para seguir adaptándonos a las demandas y necesidades de nuestros clientes.

Los centros comerciales seguirán siendo un punto muy importante de encuentro para la socialización, un destino polivalente cómodo y seguro, que apuesta por una oferta comercial y de ocio único, con múltiples servicios que aseguran su comodidad. La experiencia seguirá siendo un aspecto clave en este negocio y el centro comercial tendrá que adaptar sus criterios a las necesidades y expectativas de sus clientes con flexibilidad y agilidad, teniendo siempre muy presente el contexto social y sanitario del momento.

 

Más información, en la revista inmobiliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.