La suspensión cautelar del PGOU de Torremolinos, nuevo escollo para el desarrollo de Intu Costa del Sol

Un año después de que la Junta de Andalucía diera la aprobación definitiva al PGOU de Torremolinos que daba vía libre a la tramitación de Intu Costa del Sol, un nuevo escollo, esta vez judicial, amenaza su desarrollo.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha suspendido de manera cautelar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Torremolinos. El alto Tribunal andaluz ha estimado suspender el plan hasta que se resuelva el recurso contencioso-administrativo presentado por una empresa relativo a la aprobación y publicación de dicho planeamiento, en relación a la declaración de impacto medioambiental que lo avala.

La decisión del TSJA, que se puede recurrir, supondría la paralización temporal de la construcción del resort comercial y de ocio Intu Costa del Sol, un proyecto de 235.000 metros cuadrados y inversión de 850 millones de euros, que generará 4.000 empleos directos y 3.000 indirectos, que se suman a los 2.500 puestos de trabajo que se crearán durante la obra.

Recurso

Así lo ha dado a conocer el Ayuntamiento de Torremolinos que afirma que ya trabaja en los procedimientos necesarios para recurrir la decisión del tribunal sobre una demanda que pone en cuestión los criterios utilizados por la Junta de Andalucía para la tramitación medioambiental del propio documento.

La empresa que presentó el recurso sostiene que no se ha tramitado en forma la evaluación ambiental estratégica y entiende que “deben prevalecer los intereses medio ambientales sobre los urbanísticos”, por lo que pidió la suspensión cautelar de varias resoluciones de la Comisión de Ordenación del Territorio de la Junta relativas a la aprobación del PGOU, con el fin de que no se causara perjuicios “irreversibles”.

Ante esto, el TSJA señala que se trata de determinar si se ha llevado a cabo la evaluación ambiental estratégica según la legislación o si se ha realizado, como dice el recurrente, “una adaptación del informe de valoración medioambiental” y estima la suspensión cautelar, aludiendo a sentencia del Tribunal Supremo en las que se establece que deben primar intereses públicos, aunque sin entrar en el fondo del asunto, que se verá en el recurso.

Por su parte, el gabinete jurídico del Ayuntamiento de Torremolinos ya trabaja en la defensa de un plan general que ha seguido “todos los procedimientos y criterios impuestos por la Junta de Andalucía, que es el órgano competente para la aprobación definitiva del PGOU”, según ha informado la concejal de Urbanismo, Maribel Tocón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.