La Gran Vía de Madrid perdió el 62% del tráfico peatonal durante la pandemia

El tráfico de peatones se desplomó un 62% en la Gran Via de Madrid durante el último año a causa de la pandemia, según datos de Mytraffic y Cushman & Wakefield, que han publicado hoy una clasificación de las calles principales más emblemáticas de Europa.

Aunque las medidas en la capital española han ido enfocadas a minimizar las restricciones de movimiento, el descenso del tráfico de peatones en esta calle comercial durante el último año ha sido mayor que en otras ciudades europeas como París o Berlín.

GRAN VÍA durante la pandemia

De hecho, la conocida calle madrileña se sitúa muy por detrás de calles como Kurfürstendamm en Berlín, que ocupó el primer lugar en cuanto a afluencia de público, con un descenso del -35% durante el mismo periodo, o la Avenida de los Campos Elisios en París, que perdió el –44% del tráfico peatonal.

En cambio, en comparación con otras calles principales de capitales europeas, como la Rue Neuve en Bruselas (-65%), Via del Corso en Roma (-66%) y Oxford Street en Londres (-71%), la madrileña Gran Vía se posiciona en una mejor situación en cuanto al descenso de trafico de peatones durante el apogeo de la pandemia.

Resiliencia, a pesar de la pandemia

“En el último año, la sección prime de Gran Vía se ha mantenido resistente pese a la pérdida de afluencia de público. Esta historia fue muy diferente para el elemento near prime, donde los niveles de desocupación se duplicaron hasta alrededor del 12%”, comenta Robert Travers, International Partner de Cushman & Wakefield y jefe de Retail en EMEA de la consultora.

Los datos del estudio de Mytraffic y Cushman & Wakefield muestran una caída del 11% del valor de los arrendamientos de locales de la Gran Vía, que suman un total de 170 comercios, de los que unos 40 establecimientos se consideran prime.

Cushman & Wakefield estima que los alquileres de los locales de la Gran Vía han perdido un 11% de su valor en el último año

Este experto constata que los sectores de la moda y la restauración (F&B) fueron los más perjudicados, con 12 cierres de tiendas. “Las restricciones de uso actuales han limitado las opciones de restauración, pero a su vez han provocado un aumento de la actividad de los sectores de servicios, como el nuevo buque insignia de Targo Bank en Gran Vía 5“, apunta Travers.

El jefe de Retail de Cushman & Wakefield en EMEA explica que muchos retailers se han visto obligados a “acelerar sus decisiones, centrarse en la innovación y considerar nuevas oportunidades”.

“La Gran Vía se beneficiará de estas tendencias con la apertura de WOW y Haidilao a finales de este año. WOW contará con un Gran Almacén digital de 5500 metros cuadrados, mientras que Haidilao, un operador asiático líder en F&B, abrirá su segundo restaurante europeo en Gran Vía 52″, comenta Robert Travers.

El socio de Cushman & Wakefield destaca que, a pesar del impacto del Covid-19, “la Gran Vía ha ido a más en la última década, estableciéndose como un lugar estratégico a escala europea”.

“Muchos de los retailers más prestigiosos del mundo han hecho cuantiosas inversiones en la calle, asegurando los mejores conceptos de buque insignia de su clase. Esto incluye una de las mayores tiendas de Primark en todo el mundo con una superficie aproximada de 15.000 metros cuadrados. Nuestras perspectivas siguen siendo positivas para la Gran Vía gracias a sus aceras recientemente ampliadas, su nuevo parque de hoteles de alta gama, los edificios icónicos e históricos y su diversa oferta de ocio y comercio”, subraya Travers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.