La afluencia en la Rambla de Catalunya durante septiembre fue sólo un 8% inferior a la registrada antes del Covid-19

La afluencia de peatones se recuperó en las principales calles comerciales de Barcelona, sobre todo en la Rambla de Catalunya, según un estudio de CBRE elaborado a partir de Big Data.

La consultora ha analizado la evolución de la afluencia peatonal en las calles barcelonesas de Paseo de Gracia, Rambla Catalunya y Portaferrissa, y concluye que en todas ellas se ha intensificado la afluencia peatonal en el mes de septiembre, siendo Rambla de Catalunya la que más cerca está de recuperar los niveles registrados en febrero, antes del estallido de la crisis sanitaria.

En septiembre, la afluencia peatonal en la Rambla de Catalunya se situó sólo un 8% por debajo de la registrada en febrero

Según las cifras analizadas por CBRE a través de su herramienta Calibrate, Rambla Catalunya recibió en septiembre un 87% más de viandantes que en agosto y la afluencia promedio en ese mes se situó solo a un 8% de la registrada en febrero.

Por otro lado, Paseo de Gracia, uno de los ejes comerciales más importantes y de lujo de Barcelona, ha incrementado en septiembre su afluencia peatonal casi un 68% en comparación con el mes de agosto, aunque sigue un 26% por debajo de los niveles promedio previos al confinamiento.

Según Susana Elhombre, directora de High Street en CBRE Barcelona, “la recuperación de la afluencia de gente en Rambla de Catalunya se debe principalmente al perfil local que caracteriza la calle al estar integrada en una zona residencial además de comercial, a diferencia de Paseo de Gracia que tiene una dependencia mayor al público turista”.

Finalmente, Portaferrissa es la calle comercial de las tres analizadas que presenta una recuperación más lenta del tráfico peatonal. Aunque en septiembre ha tenido un incremento del 26% en comparación con agosto, los datos indican que el promedio de afluencia de esta calle sigue todavía lejos de los niveles precovid-19, concretamente a un 44% de los que registraba en febrero.

“Sin duda, es Portaferrissa quien resulta más perjudicada por su dependencia total al turismo, ya que forma parte de la ruta turística de la ciudad. Anteriormente, Portaferrissa era la tercera calle en número de visitantes después de Paseo de Gracia y Portal del Ángel”, añade Elhombre.

Evolución

En cualquier caso, para las tres arterias barcelonesas el comportamiento de las afluencias en septiembre ha sido el mejor desde el mes de junio, cuando finalizó la desescalada y se levantaron las restricciones al movimiento de los ciudadanos.

Tanto Paseo de Gracia, como Rambla Catalunya y Portaferrissa registraron en julio un aumento mensual de viandantes (desde junio) del 27%, 18% y 15%, respectivamente, para luego perder 19%, 23% y 10% en agosto respecto al mes anterior.

Respecto a otras ciudades españolas, los datos de CBRE muestran que, de todo el High Street analizado, sólo el eje sevillano de las calles Velázquez, Tetuán y O’Donnell, la calle San Miguel de Palma de Mallorca, la calle Colón de Valencia y la Gran Vía de Bilbao consiguieron recuperar en septiembre las afluencias previas al Covid-19.

El resto de las arterias comerciales analizadas en Madrid, Málaga y Zaragoza se mantuvieron por debajo de los niveles que registraban en febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.