El impacto del Covid-19 reduce un 63% el beneficio neto de Castellana Properties hasta los 17,1 millones

La socimi Castellana Properties ha registrado un impacto de 30,9 millones de euros en la valoración de su cartera de activos, compuesta mayoritariamente por centros comerciales, por el “potencial efecto” de la crisis sanitaria del Covid-19, según indica en las cuentas de su último ejercicio fiscal cerrado el pasado 31 de marzo, que se ha publicado hoy.

Este impacto, junto con el aumento del coste financiero y otros gastos, se ha reflejado en el resultado de la socimi, que saldó el ejercicio fiscal con un beneficio neto de 17,1 millones de euros, un 63% menos respecto a los 46,4 millones del periodo anterior.

Los ingresos por rentas de Castellana Properties se dispararon un 63% hasta los 55,9 millones de euros en el último ejercicio fiscal

La socimi reduce así sus ganancias, pese a que la crisis sólo afectó a la última quincena del año fiscal y a que sus ingresos por rentas durante el ejercicio se dispararon un 63% hasta los 55,9 millones, impulsadas por las compras de activos. Además, la compañía ha obtenido un EBITDA de 44 millones de euros, un 58% más, y a cierre del ejercicio la deuda neta se situaba en 448 millones de euros, con un net loan to value (LTV) del 44,68%.

Por otro lado, en el último ejercicio fiscal el Consejo de Administración de Castellana Properties ha acordado una distribución a sus accionistas de 40,4 millones de euros, con un dividendo normalizado de 0,47 euros por acción, que representa un 99% de los FFO.

Impacto en la cartera

Actualmente, Castellana Properties tiene en su cartera 18 activos entre centros y parques comerciales, y oficinas que ocupan una superficie bruta alquilable total de 373.419 metros cuadrados. El valor bruto de su cartera alcanza los 1.003 millones de euros y el valor neto alcanza los 559 millones de euros (6,48 euros por acción).

Se trata de una valoración ligeramente superior a la de 916 millones contabilizada en el ejercicio anterior, por la revalorización de 110,3 millones que ha aportado la compra de activos durante el periodo y las inversiones realizadas para mejora de otros activos.

No obstante, también se incluye una depreciación de unos 30,9 millones de euros por el potencial efecto de la crisis del Covid-19 en el valor de los centros comerciales, importe que supone, según la empresa, un deterioro del 2,4%.

Tras la situación provocada por la crisis sanitaria, el 100% de los activos de la compañía ha reabierto sus puertas con estrictas medidas de seguridad e higiene y ha retomado su actividad económica. Castellana Properties ha implantado un protocolo con más de 200 medidas de higiene y salud, distanciamiento social y concienciación en cada uno de sus centros comerciales para garantizar la máxima seguridad y salud para empleados y clientes.

Además, la compañía ha llevado a cabo varias acciones para dar la bienvenida de nuevo a sus inquilinos y clientes y agradecerles la confianza depositada, entrega de material sanitario como mascarillas y guantes, cartelería en puertas y suelos y comunicación continuada en sus centros para hacer la visita lo más satisfactoria posible.

Así, en menos de un mes y con todavía restricciones de movilidad, se ha recuperado ya cerca del 65% de las afluencias con respecto al año anterior, y la acogida por parte de los clientes en todos sus centros ha sido muy positiva, destacan desde la socimi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.