Edifissa levantará un proyecto comercial de 40.000 m2 en Málaga

La inmobiliaria Edifissa promoverá un nuevo centro comercial en Málaga. La empresa cacereña ha llegado a un acuerdo con la Sociedad Anónima de Ladrillos y Tejas (Salyt) para adquirir los terrenos de su antigua fábrica y construir en ellos un proyecto comercial de unos 40.000 metros cuadrados, según informa el Diario Sur.

No obstante, para que este proyecto pueda ver la luz es necesario que se reclasifique el solar de 52.391 metros cuadrados que hace décadas ocupaba la fábrica de ladrillos (en la foto de Google Maps). Un proceso que el Ayuntamiento comenzó a principios de agosto, sometiendo a información pública el proyecto de modificación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para cambiar el actual uso productivo o industrial de la parcela a comercial.

En el proyecto de Edifissa destaca un edificio de planta baja con casi 10.000 metros cuadrados construidos, que albergará una cadena de bricolaje. Este espacio dispondrá de 190 plazas de aparcamiento en sótano y 242 en superficie. En total, los estacionamientos contemplados en todo el conjunto del centro comercial suman 918 plazas de las que 351 serán en exterior y 478 en los sótanos de cada uno de los edificios.

La cadena de bricolaje ocupará la mitad oeste de la parcela, y en la este se establecerán el resto de usos comerciales. Entre ellos se barajan un supermercado, una cadena de animales, un gimnasio y zonas de ocio, todo ello distribuido en tres edificios independientes, de los que uno tendrá una altura de planta baja más una, y los otros dos sólo serán en planta baja.

Cesiones al Ayuntamiento

El Consistorio malagueño recibirá una parcela de 3.383 metros cuadrados para uso comercial que podrá subastar, y otro suelo, de 814 metros cuadrados, que se destinará a la construcción de un equipamiento público para los vecinos de la zona. Asimismo, la actuación prevé la realización de un cinturón verde que corone el centro comercial por el norte, con una superficie de 7.334 metros cuadrados, así como otros 3.976 metros destinados al sistema local viario.

La operación en su conjunto supondrá una inversión próxima a los 40 millones de euros y depende de que la Junta de Andalucía apruebe la modificación del PGOU.

Un poco de historia

La fábrica Salyt comenzó su actividad en 1945, pero la crisis económica de 2008 supuso un fuerte varapalo para la compañía, que se vio obligada a “disminuir paulatinamente la producción hasta verse obligada a dejar de producir y cesar completamente su actividad”. Es en ese momento, coincidiendo con la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), cuando se abre la puerta a una transformación de la parcela, pasando de uso industrial a comercial.

El plan ahora impulsado por Edifissa toma el relevo de una operación semejante, abanderada por el grupo empresarial holandés Ten Brinke, que quedó en agua de borrajas tras el desistimiento de la firma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.