Carmila sigue apoyando a los comercios de sus centros comerciales para sortear las restricciones por el Covid-19

En plena segunda ola de la pandemia de Covid-19, en la que las restricciones impuestas para frenar la expansión del coronavirus han vuelto a golpear al comercio minorista, la inmobiliaria Carmila ha decidido apoyar a sus comerciantes con el lanzamiento de la campaña “Mi ciudad, mi centro, mi comerciante”.

“Se trata de una campaña nacional y local, una apuesta por la colaboración en la que la inmobiliaria invita a todos sus comerciantes a participar en ella”, señalan desde Carmila.

Como explican desde la inmobiliaria, en las últimas semanas algunas regiones han intensificado las restricciones al comercio para hacer frente a la expansión del coronavirus, incluyendo el cierre de centros comerciales en algunas comunidades autónomas. En este sentido, Carmila recuerda que, a pesar de las restricciones, el 100% de sus centros comerciales han estado y están abiertos al público para ofrecer los servicios esenciales con un recorrido completamente seguro para sus clientes.

“La prioridad de Carmila es la de garantizar la seguridad y las medidas de higiene necesarias para que la experiencia de compra sea igual de segura que siempre”, apuntan.

Además, en su compromiso con la innovación en el retail y fiel a su ADN comerciante, continúa desarrollando la estrategia omnicanal de sus centros comerciales con el fin de que los clientes puedan seguir en contacto con todas las marcas que conforman su portfolio.

Click&Collect

Para ello, la inmobiliaria ha intensificado los servicios que ofrece a sus comerciantes de sus centros comerciales para, así, facilitar la vida de sus clientes. De tal manera, Carmila continúa ofreciendo asesoramiento sobre los servicios de Click&Collect o Drive, con el que los consumidores podrán hacer su pedido por teléfono o Whatsapp y después acercarse a recogerlo en el aparcamiento del centro elegido sin necesidad de bajarse del coche.

Además, fomenta la puesta en marcha del servicio de entrega a domicilio para que los clientes que no deban salir de casa puedan seguir comprando en sus establecimientos.

Carmila también ha instalado plazas de recogida de comida y delivery en los establecimientos de restauración adheridos para que los consumidores puedan llevarse su comida a casa o los servicios de entrega como Glovo, Deliveroo o Just Eat puedan recoger los pedidos.

Consciente de que la presencia online se vuelve esencial para que las marcas puedan seguir llegando a nuevos cliente, ha lanzado un plan de apoyo digital a sus comerciantes para ayudarles a abrir una tienda digital, de la mano de Shopify, asumiendo íntegramente los costes de lanzamiento a aquellos que lo soliciten antes de final de año a través de Néstor, el portal del comerciante de Carmila.

Además, los comerciantes de la inmobiliaria pueden acceder al marketplace de Carrefour.es con condiciones especiales, abriendo así un nuevo canal de venta.

Todos los equipos de marketing, gerencia y proveedores están enfocados en el apoyo a comerciantes, implicándose y respondiendo a cada necesidad de los retailers. Por ejemplo, Carmila ha multiplicado las formaciones impartidas por la ‘Doctora Retail’, para concretar todas estas iniciativas y servicios en sus 78 centros comerciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.