El Gobierno aprueba una moratoria en el pago de las hipotecas para los parados por el coronavirus

El Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros de este martes una moratoria en el pago de las hipotecas de la primera vivienda a las personas que hayan reducido sus ingresos o estén en situación de desempleo por el coronavirus.

La iniciativa forma parte de un amplio paquete de medidas de choque para paliar el impacto de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus en la economía, y que va a incluir la movilización de 200.000 millones de euros, de los que 117.000 millones serán de origen público, en la “mayor movilización de recursos económicos de nuestra historia reciente”, según ha afirmado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

En principio, la moratoria se prolongaría un mes y sólo afectaría a hipotecas sobre primeras residencias de personas que hayan reducido sus ingresos o estén en situación de desempleo por el coronavirus.

Los supuestos de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19 contemplan que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o,
en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas, así como que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, determinados límites, según informa Europa Press.

La moratoria sobre el pago de alquileres también ha estado sobre la mesa en este Consejo de Ministros, aunque finalmente no ha salido adelante. El presidente Sanchez ha apelado a la solidaridad y responsabilidad de todos, para facilitar la adaptación de los diferentes agentes económicos y sociales a esta nueva situación difícil. “Es indispensable que todos asumamos una idea, que esta crisis es temporal y debe tratarse como temporal”, ha insistido Sánchez.

Más medidas

Además, el decreto garantizará servicios “esenciales” como los suministros de energía, agua y telecomunicaciones a colectivos vulnerables. Entre las medidas incluidas en este capítulo, también se procederá a la extensión del bono social, así como a la congelación de la bombona de butano y de la tarifa de último recurso (TUR) de gas natural.

Entre las medidas aprobadas, el decreto activa una línea de avales y garantías de 100.000 millones para evitar que las empresas cierren la persiana por falta de liquidez. Además, se contempla una exoneración del 100% de las cotizaciones para las pymes que mantengan el empleo y medidas de apoyo a los autónomos que sufran una caída de su facturación.

También se agiliza la tramitación de los expedientes de regulación de empleo temporales, ERTEs, por la emergencia sanitaria y los trabajadores afectados podrán cobrar paro sin consumir sus derechos generados de prestación por desempleo. Además, no se computará el tiempo en el que el trabajador cobre la prestación en sus derechos generados a la prestación de desempleo, que quedan intactos de cara al futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.