El Café Comercial recobra su identidad con un aire renovado

Durante dos a√Īos muchos madrile√Īos se han estado asomando peri√≥dicamente a las cristaleras de la Glorieta de Bilbao escudri√Īando el estado de las obras del legendario Caf√© Comercial. Ahora, por fin, con nuevos br√≠os y la misma solera, el m√≠tico local ha vuelto a abrir sus puertas al p√ļblico.

Por suerte y para tranquilidad de todos los nostálgicos, el local se ha conservado fiel a sus orígenes y mantiene prácticamente intacta toda su esencia. La renovación del histórico café, por el que pasaron estudiantes de varias generaciones y del que fueron clientes asiduos escritores consagrados como Antonio Machado o Camilo José Cela, ha supuesto una gran revolución formal por parte de los nuevos gestores, el grupo empresarial El Escondite, en cuanto al funcionamiento se refiere, al personal que lo conduce y el planteamiento de la actividad, pero ha logrado mantener la identidad originaria y su emblemático aspecto tradicional. Es el mismo Comercial de siempre con un aire totalmente renovado.

El caf√© tiene la catalogaci√≥n de protegido por la Direcci√≥n General de Edificaci√≥n Municipal, con un nivel reservado a locales de gran valor. Por suerte, esta consideraci√≥n ha obligado a la conservaci√≥n integral de su arquitectura y de elementos tales como las escaleras, el mostrador o las l√°mparas que adornan el sal√≥n, as√≠ como tambi√©n la fachada, los paramentos verticales, techos y pa√Īos.

El renovado local sigue siendo el viejo Café Comercial, que conserva su espíritu bohemio, pero con una cara más contemporánea

El interiorista que se ha encargado de la reforma del local, Juan Luis Medina, del estudio Madrid in Love, se ha visto incluso obligado a mantener el r√≥tulo, muebles auxiliares y otro tipo de mobiliario. Gracias a ello el renovado local sigue siendo el viejo Caf√© Comercial, que conserva su esp√≠ritu bohemio, pero con una cara m√°s contempor√°nea, en consonancia con el barrio de Malasa√Īa en el que se ubica.

Las tertulias literarias llevaron al Comercial a escritores como Antonio Machado, Camilo Jos√© Cela, Blas de Otero o Gabriel Celaya. De hecho, Machado ten√≠a su propio espacio en el caf√©, el Rinc√≥n de don Antonio. De los contempor√°neos, han sido incondicionales Luis Garc√≠a Montero o Arturo P√©rez-Reverte. El Comercial era, con el caf√© Gij√≥n, el √ļltimo reducto de los bares de tertulia.

Seg√ļn reza la web del local, el primer documento que se encuentra en los Archivos de la Villa de Madrid acerca de la fundaci√≥n del Caf√© Comercial es del 21 de marzo de 1887, lo que le convertir√≠a en “el caf√© m√°s antiguo de Madrid”.

√Ālex P√©rez es uno de los socios impulsores del renovado negocio. Fernando Vera, adem√°s de ser otro de los socios del proyecto, es el nexo que conecta con la esencia hist√≥rica del Comercial, ya que es biznieto de Arturo Contreras, quien en 1909 compr√≥ este caf√© que hab√≠a sido inaugurado en 1887. Fernando era uno de los gerentes del local cuando el Comercial cerr√≥ sus puertas el 29 de julio de 2015 tras 128 a√Īos ininterrumpidos de actividad.

Paseando por las frases del Café Comercial

En un rinc√≥n de la planta baja hay un r√≥tulo luminoso que dice: “Bibir es beber con los que viven”. La frase es del poeta Rafael Soler, asiduo del local. Se puede leer otra sentencia suya unos metros m√°s all√°. “Vivir es un asunto personal”. La idea de los propietarios es que los letreros vayan cambiando.

En una vieja carpeta del caf√© encontraron los nuevos gestores una frase escrita. “Para estar hay que ser”. Les llam√≥ la atenci√≥n el mensaje, del que no saben la autor√≠a, y ahora est√° escrito en la segunda planta con letras de ne√≥n rosa pero con un peque√Īo giro: “Para ser hay que estar”.

Café Comercial frases

El espacio actual del local se reparte en tres zonas diferenciadas, la de la barra tradicional, el comedor de la planta baja y una polivalente primera planta. Esta planta superior, que en la etapa anterior era frecuentada por grupos de clientes que se reunían para jugar a las cartas, es la zona más renovada y la que evidencia en mayor medida el rumbo que pretenden dar al local sus nuevos propietarios, con una barra de cócteles y tapices en las paredes, donde se quiere materializar el compromiso adquirido por los nuevos gestores de mantener la vida cultural de la que ha hecho gala El Comercial durante toda su existencia, haciendo presentaciones de libros, organizando charlas y convocando mesas de debate.

Oferta gastronómica

El Comercial reaparece queriendo mantener la entidad cultural que le ha caracterizado, pero a√Īadiendo una oferta gastron√≥mica original, moderna y con sabor castizo de la que carec√≠a. La propuesta culinaria viene de la mano de Pepe Roch, otro de los socios y chef ejecutivo del nuevo Comercial. Apuesta por la fusi√≥n de sabores castizos con un toque contempor√°neo y procurando que el producto de Madrid recupere el protagonismo. Existen dos cartas diferenciadas, la del restaurante y la de la barra, con platos como los callos de morro y pata al carb√≥n con garbanzos, canel√≥n de rabo de toro con bechamel y el bacalao sobre pisto confitado.

Nuevamente y gracias al grupo madrile√Īo El Escondite se puede disfrutar de ese espacio tan especial y tan madrile√Īo, en el que Camilo Jos√© Cela se inspir√≥ para escribir La Colmena o Antonio Machado alumbr√≥ alguno de sus poemas. La empresa adquiri√≥ este singular establecimiento hace un a√Īo y, desde entonces, no ha parado hasta lograr hacer efectiva la nueva puesta en marca del local. Desde que en 2001, los cuatro empresarios que conforman el grupo inauguraron el primer local en la capital, no han parado de embarcarse en nuevos proyectos, entre los que se encuentran Lady Madonna, B√°rbara Ann y El Escondite de Villanueva.

El Café Comercial recobra su identidad con un aire renovado
5 (100%) 4 votos
ComparteTweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on Facebook1Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.