MIPIM muestra el moderado optimismo de un sector que pide más apoyo institucional fuera

Optimismo moderado ante la marcha del negocio, confianza en que el inversor extranjero siga viéndonos como un mercado de oportunidades y las demandas del sector de un mayor apoyo de las Administraciones Públicas en la ardua tarea de vender nuestro sector inmobiliario a nivel internacional, son algunas de las notas que nos dejó el encuentro organizado por la oficina de MIPIM en España el pasado 4 de febrero en la Sala Harley de Madrid, con el apoyo de Gesvalt y de Roca Junyent.

La organización de la feria inmobiliaria internacional, que reunirá del 15 al 18 de marzo en Cannes a los primeros espadas del negocio inmobiliario, congregó en esta sesión a una selecta representación de profesionales de firmas de arquitectura, consultoría, tasadoras, socimis, fondos de inversión y promotores. Actores para quienes el cliente internacional es clave y MIPIM una cita anual ineludible.

Julien Sausset, director de MIPIM: “España sigue siendo un mercado con gran potencial”

Bajo el título “El sector inmobiliario: presente y futuro” la jornada propuso un repaso de la situación que vive el negocio inmobiliario en España, con la vista puesta en la puesta de largo que supondrá la cita de Cannes. Voces como las de Sandra Daza, directora general de Gesvalt, Fernando Encinar, cofundador de idealista.com, Javier Zarrabeitia, director de Merlin Properties, Jaime Montalvo, de Invest in Spain, desvelaron junto a Xavier Serramalera, socio de Roca Junyent, las claves actuales del negocio poniendo el foco en las oportunidades para la inversión en nuestro país y los riesgos a evitar. Quedó plasmada en las distintas intervenciones que el negocio inmobiliario mantiene una senda hacia la normalización en los diferentes segmentos del mercado, con sus matices. Una tendencia debe servir para mantener, al menos en parte, el extraordinario interés que la inversión extranjera ha mostrado por nuestro sector en los últimos dos años.

El director de MIPIM, Julien Sausset, dio un espaldarazo a esta aspiración al reconocer que “España sigue siendo un mercado con gran potencial” que, además, cuenta con una “muy buena imagen política en el exterior, mucho mejor que la que tienen los propios españoles”. El director de la feria internacional recordó que MIPIM es “el lugar donde hay que presentar los negocios a escala internacional” y defendió que los proyectos españoles estén en un salón con la proyección de MIPIM.

El MIPIM no tendrá representación institucional de las autoridades de Madrid este año

A preguntas del público, Sausset reconoció el gran peso que tienen Barcelona y Madrid en la presencia española en el más importante escaparate inmobiliario mundial. Salvo excepciones como la ciudad de Bilbao o Aragón, que han promovido sus proyectos en este salón, lo cierto es que otras capitales como Sevilla o Valencia no han encontrado en MIPIM la forma de presentarse a los inversores extranjeros. “Hay que invertir en marketing, hace falta que los actores del mercado español expliquen hacia afuera las oportunidades de inversión que ofrecen estos mercados”, señaló Sausset, tras recordar que MIPIM es una feria que aprovechan países, regiones y ciudades para captar inversores que apuesten por sus proyectos. Unas 550 administraciones públicas asistirán este año.

Administraciones Públicas ausentes

El debate derivó hacia una realidad que preocupa al sector: la falta de apoyo institucional a las empresas inmobiliarias que se lanzan a vender proyectos en España en escenarios internacionales como MIPIM. Las intervenciones del público obligaron a Albert Castro, representante de MIPIM en España, a salir a la palestra para aportar datos que daban la razón a los participantes en el debate, al tiempo que pedía la colaboración de todos para dar un vuelco a esta situación.

De izq. a der., Jaime Montalvo, de Invest in Spain; Sandra Daza, directora de Gesvalt; y Julien Sausset, director de MIPIM.
De izq. a der., Jaime Montalvo, de Invest in Spain; Sandra Daza, directora de Gesvalt; y Julien Sausset, director de MIPIM.

La participación institucional acusó la crisis, tanto en Madrid como en Barcelona, y a duras penas ha podido mantenerse. En MIPIM 2016, por Cataluña sólo Barcelona Catalonia, organismo dependiente de la Generalitat y gestionado por Incásol, estará presente en la feria, que no tendrá representación de Barcelona. De Madrid, ni la capital ni la comunidad, han confirmado su presencia. El ICEX mandará un representante y, de momento, también las ciudades de Málaga y Bilbao tendrán representación en el salón.

Por parte del sector, la presencia española en MIPIM contará con una veintena de expositores españoles este año, en el que más de 60 firmas ya se habían inscrito. La organización espera que el MIPIM 2016 congregue a más de 200 participantes españoles. Una modesta representación para un mercado como el nuestro en una cita que reunirá en Cannes a 21.400 profesionales y 2.450 firmas expositoras de 89 países.

Sandra Daza, directora de Gesvalt: “Hay que cuidar la calidad del producto residencial”

Cannes será, además, reflejo de las tendencias que están marcando la evolución del negocio, como la creciente innovación, que no sólo se plasma en la gestión sino también en el desarrollo de nuevos productos y materiales de construcción, y la conectividad que está marcando la evolución de las nuevas ciudades. “En el inmobiliario está produciendo la transformación de una economía de producto a otra de servicios”, señaló Sausset. El director del MIPIM también señaló que en el salón podremos ver proyectos como residencias, infraestructuras sanitarias, desarrollos logísticos y hoteles, y destacó la evolución que están experimentando las oficinas, “donde se pierde el sentido de la propiedad y se crean espacios más colaborativos”.

La inversión aprecia la buena marcha de la economía

De cara al inversor exterior, en esta sesión se puso en evidencia que vivimos un momento marcado por la incertidumbre política, pero en el que los fundamentales de la economía española y su buena tendencia son más tenidos en cuenta fuera de nuestras fronteras. De hecho, la inversión exterior ha dejado en el sector inmobiliario español 13.000 millones de euros en 2015 y, según señaló Jaime Montalvo, director de proyectos de Invest in Spain (ICEX), “el sector inmobiliario ha captado el 29% inversión extranjera en últimos 4 años”.

La directora de Gesvalt, Sandra Daza, puso el acento en la necesidad de mejorar la calidad de los activos y analizó las peculiaridades de un mercado de la vivienda que mantiene una tendencia positiva, con una demanda más sólida, más oferta (aumento del 21% de los visados de vivienda), estabilización de precios y una mejoría de la capacidad de endeudamiento. También destacó la mejora de la financiación que está experimentando el mercado, aunque llamó la atención sobre los riesgos que puede suponer caer en errores del pasado y señaló que el 15% de los préstamos otorgados en 2015 al inmobiliario tienen un ‘loan to value’ superior al 80%.

Fernando Encinar y Javier Zarrabeitia, en la conferencia del MIPIM en Madrid
Fernando Encinar, cofundador de idealista.com, junto a Javier Zarrabeitia, director de Merlin Properties.

Por su parte, Fernando Encinar, además de exponer la “transformación brutal” de la forma de vender que ha propiciado Internet, afirmó que “la crisis ha terminado en Madrid” y llamó la atención sobre la evolución de los precios en Barcelona. El cofundador de idealista.com explicó que el mercado está caminando a diferentes velocidades, con precios como los de Barcelona “que está disparada”; ciudades como Madrid o Sevilla que están teniendo un buen comportamiento; y capitales donde los precios no sólo no crecen sino que siguen cayendo. Una situación que acrecentará las diferencias entre ciudades en las que no se crea empleo y las que sí lo están haciendo.

Mucho recorrido para las oficinas

El director de Merlin Properties, Javier Zarrabeitia, reconoció el optimismo que se vive en las oficinas, donde las rentas tienen un interesante recorrido de entre el 30% y el 40% desde máximos. En un pormenorizado análisis de los últimos ejercicios, Zarrabeitia señaló que en 2016 no hay nuevos proyectos de oficinas en Madrid y serán las rehabilitaciones las que predominen. Zarrabeitia apostó a que la inversión volverá a ser importante, aunque inferior a los últimos años, en un mercado marcado por la incertidumbre política y la escasez de buen producto. “El producto rehabilitado está en el punto de mira de los patrimonialistas”, apuntó el director de Merlin Properties, que recordó que los edificios que se han rehabilitado en los dos últimos años han podido subir sensiblemente el nivel de las rentas, hasta situarlas por encima de los 26 euros/m2 al mes.

ComparteTweet about this on Twitter0Share on LinkedIn27Share on Facebook4Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.