Las claves de la nueva Metrovacesa

Metrovacesa también ha podido salir de la crisis. Lo hace siendo un poco diferente de la gran patrimonialista y promotora de viviendas que fue, además de pionera en la Bolsa. La compañía se va a centrar en la promoción de vivienda, pero con la vista puesta en extender su actividad a la gestión y venta de suelo.

La compañía, una vez vendido ya el negocio patrimonial a Merlin Properties, se dedicará de lleno a la promoción residencial y la gestión de suelo, gracias a la toma de decisión de sus dos grandes accionistas, Santander y BBVA, una vez absorbido Popular, que también lo era.

Los bancos acaban de cerrar un proceso de ampliación de capital mediante la aportación de activos, en su mayoría suelos finalistas, por valor de 1.108 millones de euros, conocido como Proyecto Horizonte. Tras este movimiento, la composición del accionariado sitúa la participación de Banco Santander, accionista mayoritario, con un 61,3% del capital, que lo aumenta a más del 70% tras la compra del Popular, que detentaba un 9,2% antes de la absorción, seguido por BBVA (29,5%).

Líder de la promoción residencial

“Esta operación supone la consolidación de Metrovacesa como líder en la promoción residencial en España, con una posición única en cuanto a volumen y calidad de suelos y una estrategia diferenciada que combina la promoción de viviendas y la gestión de suelos estratégicos a corto y medio plazo.

Esta combinación única entre activos finalistas y en desarrollo, aporta, además, un equilibrio único entre rentabilidad y sostenibilidad del modelo de negocio a futuro, maximizando así, la creación de valor para sus accionistas”, aseguró el consejero delegado de la compañía, Jorge Pérez de Leza, durante la presentación oficial de la empresa.

Jorge Pérez de Leza: “En Metrovacesa esperamos un ciclo inmobiliario positivo de entre 6 y 8 años”

El directivo desgranó el plan de negocio de la empresa, centrado en promover vivienda y desarrollar suelo para la venta con un argumento: “Pensamos en un ciclo inmobiliario positivo de entre 6 y 8 años”. Y con este planteamiento detalló los objetivos de Metrovacesa, que pasan por promover más de 2.000 viviendas antes de finalizar 2017 -la mayor parte de ellas concentradas en la Costa del Sol- y desarrollar entre 4.000 y 5.000 viviendas al año, desde 2018 de las 150.000 que, según sus cálculos, se iniciarán en España cada año.

El directivo cuantificó su cartera de suelo en más de 6 millones de m2 edificables, valorada en más de 2.600 millones de euros y con capacidad para promover más de 40.000 viviendas. Del suelo, el 71% del total es finalista, y según Pérez de Leza, “nos da margen para desarrollar viviendas durante los próximos cuatro años”. Con el 29% de suelo en fase de gestión, los planes de Metrovacesa se centrarán en invertir en su desarrollo para promover o “vender suelos al resto de operadores”.

Entre los terrenos destacan los ubicados en el sector ARPO de Pozuelo, el futuro Distrito Norte de Alcorcón, Getafe, los de la antigua fábrica de Clesa y de un edificio en la calle Nuremberg, todos en Madrid. Tambíen cuenta con los terrenos de la antigua fábrica Cruzcampo en el centro de Sevilla; los suelos de Torre del Río en Málaga y el desarrollo de las antiguas áreas industriales de El Prat de Barcelona.

En Levante, la promotora impulsará la recuperación del entorno de las antiguas bodegas Vinival en Alboraya, junto con algunos sectores en la propia capital. A corto plazo espera también reforzar su actividad en Galicia, con foco en algunas áreas singulares de La Coruña.

Además de la cartera de suelo residencial, la compañía tiene 300 millones de euros en suelo terciario para oficinas en Madrid y Barcelona.

Las claves de la nueva Metrovacesa
5 (100%) 6 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.