Aelca, la fábrica de viviendas

Los socios fundadores de Aelca, una de las pocas compañías que ha comercializado 600 viviendas en estos años de crisis, creen que el secreto de la permanencia es haber convertido la promoción en un proceso industrial que moderniza el sector y lo prepara para el nuevo ciclo. En la imagen, Javier Gómez Fernández (izq.) y José Juan Montes (der.), CEOs de Aelca.

“Fabricar en plazo y con la calidad deseada”. Con esa filosofía tan industrial en palabras de uno de sus socios fundadores, José Juan Martín Montes, Aelca cerró 2016 con una facturación de 103 millones de euros y más de 600 viviendas comercializadas. El mercado no les es ajeno; un bagaje de más de una década en otra inmobiliaria clásica, Level, y una formación de economistas ha permitido a Javier Gómez Fernández y José Juan Martín Montes, los dos socios fundadores, afrontar la crisis y la postcrisis con una perspectiva diferente a la de otros colegas suyos.

Y tienen claro además que este nuevo despegue del sector se produce a partir de unas cifras sumamente bajas, y que el nivel de crucero futuro, que cifran en 90-100.000 viviendas anuales, nos va a colocar en niveles parejos al de otros países europeos como Francia. “No va a haber un boom, esto se ha convertido en un negocio industrial, no en un negocio especulativo”, sentencia Martín.

Aelca tiene en curso la promoción de 2.200 unidades y una reserva de suelo para 3.900 viviendas

Aelca se ha posicionado, en apenas cinco años de vida, como una de las grandes compañías especializadas en el desarrollo y la gestión integral de proyectos inmobiliarios residenciales, tanto de primera vivienda como de segunda residencia. En esa analogía con el proceso fabril a la que siempre se refieren los socios, Gómez detalla el proceso que les ha llevado al éxito: “En las localizaciones donde identificamos la demanda, hacemos el producto adecuado; todo gira en torno al cliente y hay distintas tipologías de cliente con distintas necesidades y lo que hace Aelca es, dentro de la fábrica que tiene en producción, buscar la materia prima que es el suelo para satisfacer una demanda”.

En la actualidad, la promotora tiene en curso 2.200 unidades, posee una reserva de suelo para 3.900 viviendas, y tiene en estudio otras 2.500, habiendo entregado 900 viviendas, según sus datos. Para el presente año, la compañía tiene previsto un volumen de facturación de 154 millones de euros, lo que supone un incremento del 49% con respecto a 2016, con un BAI de 28 millones de euros y unas ventas de un millar de viviendas (lo que representa un 66% más). Unas cifras que colocan a esta compañía en el top de las promotoras que configuran el nuevo mapa empresarial español.

“Fundamos la empresa en 2012, cuando había ya una demanda insatisfecha por cubrir, en un año en el que no se fabricaba nada. Los bancos tenían necesidad de desprenderse de los activos de su balance y vimos una oportunidad clara de posicionarnos. El objetivo era la promoción residencial, que hoy sigue siendo nuestro negocio, y empezamos con dos promociones en Madrid; una en Vallecas y otra en Las Tablas, de 72 y 220 viviendas. A partir de ahí se fueron poniendo los cimientos para consolidar y hacer más potente a la compañía, con la entrada de un equipo de profesionales, que nos asegurase fabricar en plazo y con la calidad deseada”, explica José Juan Martín Montes.

Después de posicionarse en Madrid, Javier Gómez Fernández y José Juan Martín Montes emprendieron una expansión geográfica por España con una plantilla que se fue incrementando hasta los 80 empleados actuales; Aelca cuenta ya con delegaciones en Andalucía (con sede en Málaga), Cataluña-Aragón (con sede en Barcelona) y próximamente abrirá oficinas en la Comunidad Valenciana, concretamente en Valencia.

El socio financiero, Värde

Pero, ¿cuándo se produce el salto cualitativo que hoy les permite aspirar a tener una velocidad de crucero con una cartera de suelo para más de 8.000 viviendas? Cuando negocian la entrada de un socio que les permite duplicar la compra de suelo, que como en tantas compañías españolas, ha tenido que ser internacional porque son los únicos que han podido ofrecer el músculo financiero necesario para sobrevivir en el desolado panorama empresarial tras el crash inmobiliario. Son los socios que han permitido a las inmobiliarias españolas sobrepasar el cerrojazo financiero y que, recortado el tablero empresarial, han dejado pocos jugadores que por otra parte, crean menos tensiones a la hora de adquirir suelos.

En 2017, Aelca prevé facturar 154 millones, un 49% más que en 2016, con unas ventas de un millar de viviendas

En 2016 deciden dar entrada a un socio financiero que acelere su crecimiento, “darle un empujón a la compañía para consolidarla como lo que es hoy, adquiriendo suelo para mantener e incrementar la entrega de viviendas, porque hay que tener recursos para poder comprar”, precisa Martín Montes. Como consecuencia de este proceso, el fondo norteamericano Värde adquiere el 75% de las acciones de la compañía, en concreto la participación que detentaba la constructora Avintia, mientras el equipo gestor mantiene un 25% de participación en la empresa.

La referencia a la actividad de su socio financiero es inevitable, porque Värde, con participaciones en Aliseda Inmobiliaria y Vía Célere, a través de dospuntos, parece que será el próximo fondo en protagonizar una salida a bolsa, a través de la compra reciente de Vía Célere, en esta estrategia de recogida de beneficios que los fondos inversores internacionales accionistas han emprendido (socimis y Lone Star con Neinor).

“Värde tiene diferentes estrategias y recursos distintos, y en nuestro caso el proyecto Aelca aspira a ser la promotora de referencia en este país, con una estrategia muy definida ya desde 2012″, precisa Javier Gómez Fernández. ¿Y contemplan una salida a bolsa también? “Hoy por hoy, no lo contemplamos, pero no aseguramos que el socio financiero la descarte a medio o largo plazo”, aseguran.

La radiografía a día de hoy es la de 43 promociones en curso. La delegación de Madrid concentra el mayor volumen de desarrollos, con 1.316 viviendas en los principales municipios de la Comunidad de Madrid. Por su parte, la delegación de la zona Sur cuenta con proyectos que suman 498 unidades, a la que sigue Cataluña-Aragón, con 241 viviendas y, por último, en Valencia y Alicante donde Aelca desarrolla 145 unidades.

Aelca prevé iniciar la comercialización hasta finales de año de otras 16 promociones (un total de 1.370 viviendas) en diversas localidades de Barcelona, Málaga, Valencia, Vizcaya y Madrid. “Si no se da con el precio adecuado a la zona, no se vende”. Así de simple y así de claro.

Aelca, la fábrica de viviendas
5 (100%) 4 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.