Editorial

Julio Irazábal, editor de El Inmobiliario mes a mes
Julio Irazábal, editor de El Inmobiliario mes a mes

Un estímulo para seguir construyendo un futuro estable

A pesar de la subida del valor de los inmuebles, el recalentamiento de los precios del suelo y de inversiones hipotéticamente poco verosímiles que estamos viendo últimamente, el mercado inmobiliario español cierra un año de intensa actividad, que supone el impulso definitivo que necesitaba para postularse nuevamente como uno de los motores más sólidos del relanzamiento de la economía española en los próximos ejercicios.

Para los directivos que han participado en la encuesta que tradicionalmente realiza la revista, 2017 ha sido el año de la consolidación de la recuperación económica del país, que ha permitido el regreso de la promoción residencial al rol protagonista que merecía el mercado español.

La estabilidad económica, el descenso de las tasas de desempleo y las condiciones favorables de la financiación han actuado como anclas del despegue de las ventas y ocupación que han registrado todos los segmentos inmobiliarios, además de asistir al lanzamiento de las nuevas inmobiliarias cotizadas que forman parte del exclusivo club de locomotoras del sector.

siga leyendo


 

Editorial nº 164: Trabajo en equipo

 

Editorial nº 163: Recuperem el seny

 

Editorial nº 162: Diez años después, vuelven las grúas

 

Editorial nº 161: Los promotores puros salen a escena

 

Editorial nº 160: El tren de la recuperación amplía sus destinos

 

Editorial nº 159: ¿Lo soportará todo el parqué?

 

Editorial nº 158: La fortaleza del mercado inmobiliario español

 

Editorial nº 157: El futuro llama a la puerta

 

Editorial nº 156: Los cimientos están puestos

 

Editorial nº 155: En el punto de mira del retail internacional

 

Editorial nº 154: Un sector recién pintado

Editorial nº 153: La oportunidad es un bien preciado

Editorial nº 152: El riesgo

Editorial nº 151: Madrid necesita un modelo de ciudad más ágil

Editorial nº 150: La proyección internacional, una asignatura pendiente